• Capital Media – Efekto TV
    • sky
    • totalPlay
    • megacable
    • izzi
  • Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media – Efekto TV
  • sky
  • totalPlay
  • megacable
  • izzi
  • LUNES 21 DE AGOSTO DE 2017
  • Capital Media – Efekto TV
  • 00:00
Capital Media – Efekto TV
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Capital Media – Efekto TV
  • Las flores del mal
  • Las flores del mal (Les Fleurs du mal), que ahora Planeta bajo su sello Austral pone en nuestras manos, es una colección de poemas de Charles Baudelaire, considerada la obra máxima de su autor, abarca casi la totalidad de su producción poética desde 1840 hasta la fecha de su primera publicación.

    La primera edición constó de 1.300 ejemplares y se llevó a cabo el 23 de junio de 1857. La segunda edición de 1861 elimina los poemas censurados, pero añade 30 nuevos. La edición definitiva será póstuma, en 1868 y, si bien no incluye los poemas prohibidos, añade algunos más. Esa versión constó de 151 poemas. La censura que recayó sobre algunos de sus poemas no será levantada en Francia hasta 1949.

    Las Flores del mal es considerada una de las obras más importantes de la poesía moderna, imprimiendo una estética nueva, donde la belleza y lo sublime surgen, a través del lenguaje poético, de la realidad más trivial, aspecto que ejerció una influencia considerable en poetas como Paul Verlaine, Stéphane Mallarmé o Arthur Rimbaud.

    El libro debió llamarse en principio Los limbos o Las lesbianas, pues la intención primitiva era la de escribir un libro sobre los pecados capitales; aunque Baudelaire renunció a ello siguiendo los consejos de un amigo. Dicho libro fue catalogado de inmoral ya que exaltaba el goce de la vida y de las pasiones.

    A lo largo de toda la obra, Baudelaire juega sobre las correspondencias verticales y horizontales que más adelante inspirarán a otros muchos poetas, toda su obra se construye como un itinerario moral, espiritual y físico. Baudelaire divide el libro en siete partes, introducidas por el famoso poema Al lector: Esplín e ideal, Cuadros parisinos, El vino, Flores del mal y Rebelión, con una conclusión final: La muerte. Esta obsesión de que no consideraran su libro como una mera recopilación de poemas, si no como un «libro» con principio y fin, en el que todos los poemas se subordinan como elementos de una estructura general rigurosa, influirá desde poetas como Stéphane Mallarmé hasta Jorge Guillén, en su obra Aire nuestro, y dará lugar a una serie de investigaciones sobre la posible asociación numerológica o astrológica y hasta con paralelismo con la Divina comedia.

    El 20 de agosto de 1857 es acusado de ultraje a la moral pública, por lo que se ve obligado a quitar seis de sus poemas. Hemos de tener en cuenta que Baudelaire, a raíz de esta condena, se decide a cultivar otro género literario que él califica «más peligroso todavía que el poema en verso», el poema en prosa, del que nacerán Los pequeños poemas en prosa, o Spleen de París.

    La condena por la publicación de Las flores del mal es un caso controvertido. Muchos de los poemas aparecidos en este libro ya los había publicado Baudelaire en diversos periódicos sin penalización alguna. Pero la contradicción reside en la política ambigua contra ciertos escritores durante el gobierno de Napoleón III. En un principio la multa fue de 300 francos, reducida luego por la emperatriz a 50 francos, cuando por la publicación de los mil cien ejemplares de Las Flores del Mal cobró una octava parte del precio de catálogo, o 25 céntimos (el doble que por la traducción de cinco volúmenes de Edgar Allan Poe, que hizo entre 1856 y 1865): lo que se resume a un cobro de 275 francos menos la multa inicial reducida a 50.

    La multa contrasta con el hecho de que Baudelaire recibía del estado francés 2500 francos -sueldo medio anual de un funcionario- de ayuda a la creación literaria, o el subsidio por enfermedad (la sífilis, de la que moriría en 1867 y que le mantendría durante su último año de vida bajo los síntomas de afasia y hemiplejía) para sufragar los gastos de la clínica en París. Este doble papel de la autoridad quería mantener la imagen de mártir de sus literatos, sin afectarlos directamente, circunstancia ésta que no destacan sus hagiógrafos.

    El decimonono poema de este libro, La Giganta (La Géante), inspiró al cineasta Philippe Ramos en su película Capitán Achab, y ayudaría a caracterizar a la ballena Moby Dick.

    Charles Baudelaire (París, 9 de abril de 1821-31 de agosto de 1867) está considerado uno de los mejores poetas de la historia, sin embargo no siempre fue así. En su tiempo fue una figura muy incomprendida y polémica. Considerado el precursor del movimiento simbolista y de la poesía moderna, su vida estuvo marcada por una infancia difícil. Su excéntrica actitud pública y sus excesos le valieron la etiqueta de «poeta maldito». En 1857, tras la publicación de Las flores del mal, fue acusado por atentar contra la moral pública, e incluso seis de sus poemas no vieron la luz hasta 1949. Baudelaire es un genio de la literatura francesa, único en el dominio del ritmo y la forma, enfrentado y atraído durante toda su vida por lo divino y lo diabólico, por lo que sus poemas describen al ser humano más glorioso y más mísero a la vez. Aparte de su obra más conocida, Las flores del mal, publicó los poemarios Los salones (1845-1846); Los paraísos artificiales (1860); una única novela, La Fanfarlo (1847); sus diarios íntimos, Cohetes y numerosas traducciones de la obra de Edgar Allan Poe.

    Wikipedia

    • Comparte
    • Facebook
    • Twitter
    • Whatsapp
Capital Media – Efekto TV
Esto se sabe sobre el niño que perdió una mano en escalera eléctrica del Metro
Encuesta de la Red de Académicos Universitarios pone a Monreal como candidato de Morena en la CDMX
Mototaxis “de lujo” desafían el tráfico en la CDMX
Video: Así fue la filtración de agua en el Metro Balderas
Video: En Ecatepec dejan en paños menores a ladrón tras golpiza
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media Digital