• Capital Media – Efekto TV
    • sky
    • totalPlay
    • megacable
    • izzi
  • Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media – Efekto TV
  • sky
  • totalPlay
  • megacable
  • izzi
  • LUNES 24 DE JULIO DE 2017
  • Capital Media – Efekto TV
  • 00:00
Capital Media – Efekto TV
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Capital Media – Efekto TV
  • Bianca Sierra y Stephany Mayor. Foto: Vía Reporte Índigo
  • Bianca Sierra y Stephany Mayor, seleccionadas nacionales, ahora militan en un equipo de Islandia; aun así no se salvaron de mensajes homofóbicos en redes sociales por mostrar su relación
  • Buscaron irse de México para vivir juntas y evitar comentarios homofóbicos de la afición, incluso del director técnico que las dirigió en la Selección Mexicana femenil, acerca de su relación amorosa.

    Bianca Sierra y Stephany Mayor actualmente militan en el Thor-KA, equipo invicto de la liga islandesa que le abrió las puertas a su futbol y a su noviazgo.

    Ambas han representado a México en torneos internacionales; una de ellas, la Copa del Mundo de Canadá 2015, cuando fueron dirigidas por Leonardo Cuéllar, quien fuera director técnico del seleccionado femenil durante 18 años.

    Mayor, originaria de Azcapotzalco, y Sierra, mexicana-estadounidense que vivía en San Francisco, fueron llamadas a la Selección para disputar el torneo mundial sub-20 de Alemania 2010.

    Ahí se vieron por primera vez; compartieron cuarto y se hicieron grandes amigas. Tres años más tarde surgió el romance, cuando una convocatoria para ir a China las reunió de nuevo.

    “Hay muchos tabúes en México para hablar de sexualidad”, comentó Stephany en una entrevista con el diario The New York Times. “Hay cosas que no se hablan, es algo yo creo que cultural”, agregó.

    La relación se dio a distancia, debido a que Sierra fue contratada por el club Washington Spiriti de la liga femenil en Estados Unidos y Mayor volvió a México. Sólo coincidían en entrenamientos de la Selección.

    Su unión era reconocida entre sus compañeras. Sin embargo, en un día de entrenamiento, Cuéllar reunió a las seleccionadas para darles un mensaje. Una indirecta fue lanzada para ellas; dijo: “A mí no me importa si son novias o no, pero no las quiero ver ahí agarradas de la mano o haciendo desfiguros”.

    La conversación fue sostenida por Cuéllar cuando se preparaban para la Copa Mundial en Chipre. Como en el equipo no se sabía de otra relación, Sierra y Mayor infirieron que se había dirigido a ellas, pues compartían algunos de sus momentos juntas en redes sociales.

    Asegura Sierra que en Estados Unidos las relaciones entre personas del mismo sexo son algo normal. Ejemplo de ello fue cuando el equipo estadounidense femenil ganó el mundial en Canadá. La jugadora Abby Wambach besó a su esposa en el campo de juego.

    NI LA DISTANCIA IMPIDIÓ LA HOMOFOBIA

    Tras el mensaje de Cuéllar, las futbolistas se sintieron incómodas con los llamados de la Selección, tanto que en febrero de 2016, cuando Sierra no fue convocada a juegos previos a las Olimpiadas, Mayor rechazó ir y se encontraron planeando su futuro.

    Con ayuda de la agente de Sierra, ambas consiguieron jugar para equipos en Europa. Mayor llegó a Islandia y Sierra a Noruega. Los logros de Stephany permitieron que poco después Sierra se uniera a su equipo, el Thor-KA, en el que han conseguido en el presente torneo 10 victorias y un empate de 11 juegos.

    Hace poco más de un año, en junio de 2016, las jugadoras hicieron pública su relación a través de Twitter; en respuesta, una serie de comentarios homofóbicos comenzaron a aparecer, todos en español; a diferencia de los que estaban en inglés, que eran mensajes de apoyo.

    “En mi barrio ya las hubiéramos quemado” o “No quiero que un par de machorras me representen. Dan asco”, fueron algunos de los comentarios que recibieron.

    Su gran paso en el futbol islandés les ha abierto las puertas y la esperanza para que en México se reconozca la diversidad sexual en los deportistas.

    Cuéllar fue cesado el año pasado del banquillo mexicano por el mal desempeño del último torneo internacional y Roberto Medina, quien lo sustituyó, ha llamado a las dos jugadoras a unirse a la Selección Mexicana una vez más en un partido contra Suecia, que será disputado el sábado.

    dgp

    • Comparte
    • Facebook
    • Twitter
    • Whatsapp
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media Digital