• Capital Media – Efekto TV
    • sky
    • totalPlay
    • megacable
    • izzi
  • Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media – Efekto TV
  • sky
  • totalPlay
  • megacable
  • izzi
  • MIéRCOLES 26 DE SEPTIEMBRE DE 2018
  • Capital Media – Efekto TV
  • 00:00
Capital Media – Efekto TV
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Capital Media – Efekto TV
  • Foto: captura de pantalla @OCNF
  • En un video, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (ONCF) hizo una recreación del supuesto suicidio de Lesvy
  • Las lesiones que presentó Lesvy Osorio después de su fallecimiento no corresponden con mecánicas de suicidio como indicó la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, refutó el perito criminalista Víctor Chávez del Instituto Nacional de Ciencias Penales.

    Asimismo, en un video que presentó el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (ONCF) a tres meses del hallazgo del cadáver de la joven de 22 años, se mostró una recreación del supuesto suicidio de Lesvy en el que aparece una mujer de semblanza similar a la de la víctima junto a una caseta telefónica.

    La joven intenta suspenderse únicamente amarrada de la cadena telefónica hacia abajo; sin embargo, esto no se logra.

    “No se logra la suspensión necesaria como para provocar la asfixia. En ninguna de nuestras pruebas se logró reproducir la posición original en la que fue encontrada Lesvy. Ya que esta posición no corresponde a una maniobra de suicidio”, concluyó Víctor Chávez.

    Este 3 de agosto se cumplieron tres meses desde la muerte de Lesvy Berlín Osorio de 22 años de edad, hallada muerta cerca de la Facultad de ingeniería de la UNAM y atada a una caseta de teléfono público, por lo que el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio pidió reclasificar el caso al presentar un peritaje independiente.

    La versión de la PGJCDMX fue que Lesvy provocó su propia muerte y que su pareja sentimental presenció este acto; sin embargo, no pudo evitarlo por lo que fue detenido por comisión por omisión.

    Así lo señala la investigación presentada el pasado 6 de julio luego de 25 peritajes realizados, entre los que incluyeron la revisión de grabaciones hechas por las cámaras de video de vigilancia del campus, así como una necropsia.

    Por otro lado, varias organizaciones no gubernamentales mostraron su inconformidad con el tratamiento que le dio la Procuraduría. Lesvy presentó lesiones inflamantes previo a su deceso y una de esas marcas parecía producida por un golpe con una cadena directo a su rostro, así como golpes en su cabeza que generaron sangrado interno, según reportó el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria.

    “Otro elemento que considera el tipo penal de feminicidio es la probada relación afectiva y de confianza que Lesvy tenía con su pareja, lo que la colocó en un estado de suma vulnerabilidad”, explicó el centro.

    Además, expertos y académicos han criticado el actuar de la dependencia procuradora de justicia pues la actitud que han tenido “ha carecido de profesionalismo, transparencia, perspectiva de género y sentido ético (…)”, dijo Lucía Melgar, de parte del colectivo Académicas en Acción Crítica de la UNAM.

    “Las autoridades se han dedicado en este caso a filtrar información, dosificar el expediente e ir preparando a la opinión pública para cerrar el caso como suicidio”, denunció Melgar.

    Ante esto, el OCNF pidió ayudar a las autoridades para resolver el caso, ya que las autoridades han omitido partes del video en las que el novio de Lesvy la golpea.

    Las fotografías que se tomaron por parte de peritos de la PGJCDMX en donde ocurrió el supuesto suicidio solo muestran cuando el cuerpo de la joven ya tenía una lona encima, además que ya había mucha gente alrededor, dijo la vigilante de la UNAM a la agencia de noticias CIMAC.

    La vigilante de la máxima casa de estudios, Esperanza Sánchez Hernández fue la primera en encontrar el cuerpo de Lesvy el miércoles 3 de mayo a las 5:50 de la mañana. Ella tuvo que alumbrar con luz de su celular para darse cuenta que estaba el cadáver y vio que el cable del teléfono estaba en su cuello “como sobrepuesto”.

    Ella y su compañero del turno nocturno no se acercaron más al lugar pues han recibido capacitaciones sobre cómo actuar en esos casos. Ella fue a checar su turno y cuando regresó aproximadamente a las 6:30 para ofrecer su declaración, fue cuando notó que ya había más gente.

    “Cubrir el cuerpo impidió fotografiarlo desde distintos ángulos y contribuyó a la pérdida de evidencia”, mencionó la abogada del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco Vitoria, Sayuri Herrera Román a CIMAC.

    dmm

    • Comparte
    • Facebook
    • Twitter
    • Whatsapp
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media Digital