• Capital Media – Efekto TV
    • sky
    • totalPlay
    • megacable
    • izzi
  • Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media – Efekto TV
  • sky
  • totalPlay
  • megacable
  • izzi
  • MIéRCOLES 17 DE ENERO DE 2018
  • Capital Media – Efekto TV
  • 00:00
Capital Media – Efekto TV
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Capital Media – Efekto TV
  • El expresidente y exsecretario de Gobernación Luis Echeverría. Foto: Archivo Cuartoscuro
  • Según documentos inéditos sobre el asesinato divulgados por EU, Gobernación colaboró ampliamente en la investigación del viaje del asesino de Kennedy a México apenas unos días antes de cometer el crimen
  • La alta jerarquía de la Secretaría de Gobernación estuvo al servicio de la CIA en la investigación contra Lee Harvey Oswald, asesino material del expresidente estadounidense John F. Kennedy.

    De acuerdo con algunos de los más de 2 mil 800 documentos inéditos sobre el asesinato de John F. Kennedy divulgados por Estados Unidos, la Secretaría de Gobernación colaboró ampliamente con la CIA en la investigación del viaje de Oswald a México apenas unos días antes de cometer el crimen. El viaje a México lo realizó del 27 de septiembre al 3 de octubre de ese año, donde contactó a la Embajada de la Unión Soviética (Rusia) y al Consulado cubano.

    Mencionan que el entonces subsecretario de Gobernación Luis Echeverría informaba personalmente al jefe de la CIA sobre los avances en México de la investigación.

    Según un cable con fecha 28 de noviembre de 1963, había un “rumor” de que Oswald había depositado “5 mil dólares en un banco de Estados Unidos” en su visita a la Ciudad de México. Otro cable, sin embargo, señalaba no haber encontrado pruebas de ello.

    De acuerdo con otro documento, Oswald estuvo en la embajada soviética en México el 28 de septiembre de 1963, donde se reunió con el cónsul Valery Vladimirovich Kostikov.

    Siempre según los documentos, Oswald llamó a la embajada rusa días después, hablando ruso, para preguntar si había “algo nuevo sobre el telegrama a Washington”. El documento identifica a Kostikov como agente de la KGB.

    Posteriormente, la Secretaría de Gobernación entregó a la CIA las transcripciones de las intervenciones telefónicas a la embajada soviética sobre el asesino de Kennedy.

    El director de la extina policía política de Gobernación (Dirección Federal de Seguridad), Fernando Gutiérrez Barrios, entrevistó personalmente a una testigo clave del viaje de Oswald a México, y la transcripción de dicha entrevista le fue también entregada a la agencia de inteligencia estadounidense.

    La CIA vigilaba a Oswald por sus vinculaciones con Moscú, y buscó asociar el asesinato de Kennedy a un complot organizado por Fidel Castro.

    El entonces embajador de Estados Unidos en México, Thomas Mann, muy cercano a la CIA, sospechaba que el complot para asesinar a Kennedy se había armado en la capital mexicana.

    Oswald fue asesinado el 24 de noviembre de 1963 por Jack Ruby, quien regentaba un bar en Dallas y según su confesión actuó solo sin que nadie más estuviera involucrado.

    La divulgación de esos documentos posiblemente cambiaría la historia de México, al conocerse de manera oficial el nivel de subordinación del presidente Adolfo López Mateos al legendario jefe de la CIA en México, Winston Scott, quien lo reclutó como un activo de la agencia, como lo hizo con los presidentes Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría, de acuerdo con el periodista Raymundo Riva Palacio.

    Según ‘The Guardian’, que ya desmenuzó otros de los documentos publicados este viernes, el FBI estaba al tanto de la amenaza para matar a Oswald.

    La Agencia Federal de Investigaciones avisó a la Policía de Dallas sobre una amenaza contra Oswlad, según una nota del entonces director del FBI Edgar Hoover.

    Otros documentos no hablan del asesinato de Kennedy, sino de las acciones del gobierno estadounidense en una década lucha anticomunista.

    Un largo informe analiza “la implicación de la CIA en planes para asesinar a líderes extranjeros”, entre el que destacan sus numerosos intentos por acabar con Fidel Castro, pero también las armas que proporcionó para que mataran al dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo, o su complot contra el congoleño Patrice Lumumba.

    EL COMPLOT CONTRA FIDEL CASTRO

    Un documento de 1975 de la Comisión Rockefeller, que detalla el papel de la CIA en los asesinatos en el extranjero, dijo que los planes para asesinar a Fidel Castro se emprendieron en los primeros días de la administración del presidente John F. Kennedy.

    El informe señala que el procurador general Robert Kennedy, hermano del expresidente, supo que la CIA contrató a un intermediario “para acercarse a Sam Giancana, un mafioso ligado a Al Capone, con una proposición de ofrecerle 150 mil dólares para usar un pistolero que fuera a Cuba y matara a Castro”.

    El fiscal general dijo que fue difícil enjuiciar a Giancana, quien fue asesinado días antes de que prestara testimonio en un proceso sobre la implicación de la CIA en el complot contra el dictador cubano.

    El informe también indica que la CIA estuvo después interesada en el uso de mafiosos para entregar a Castro una píldora venenosa con el fin de matarlo.

    UNA RELACIÓN ÍNTIMA CON MARILYN MONROE

    Figura un archivo que refiere el envío de un memorándum al entonces fiscal general Robert F. Kennedy, y al director del FBI, sobre un libro del autor Frank Capell que mencionaba como “una relación íntima” entre el fiscal Kennedy y Marilyn Monroe, según los registros.

    En documento hace referencia varias veces a que dicha relación fue negada en repetidas ocasiones.

    También se menciona que según el libro, el fiscal Kennedy usó “la conspiración comunista, que es experta en la eliminación científica de sus enemigos”, para deshacerse de la señorita Monroe “haciendo ver que se trató de un suicidio”.

    LA OPERACIÓN MANGOSTA

    Un documento del Consejo Nacional de Seguridad de 1962, antes del asesinato de Kennedy, identificado como la Operación Mangosta, habla sobre un intento encubierto de derrocar el comunismo en Cuba.

    El documento indica que en una reunión secreta sobre la Operación Mangosta ocurrida el 14 de septiembre de 1962, “el general Marshall Carter dijo que la CIA examinaría las posibilidades de sabotear las partes de un avión que están programadas para ser enviadas de Canadá a Cuba”.

    dgp

    • Comparte
    • Facebook
    • Twitter
    • Whatsapp
Capital Media – Efekto TV
Anonymous lanza amenaza a
Martha Reyes Conductora e integrante de Capital Media, participa en simulacro legislativo del constituyente
Taxis híbridos y eléctricos cobrarán misma tarifa y no pagarán tenencia: Mancera
Vuelven a circular cerca de un millón de autos diario en la CDMX y zona conurbada
Sexoservidora de la CDMX ayuda a menor de edad a liberarse de proxeneta
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media Digital