• Capital Media – Efekto TV
    • sky
    • totalPlay
    • megacable
    • izzi
  • Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media – Efekto TV
  • sky
  • totalPlay
  • megacable
  • izzi
  • JUEVES 17 DE AGOSTO DE 2017
  • Capital Media – Efekto TV
  • 00:00
Capital Media – Efekto TV
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Capital Media – Efekto TV
  • Foto: Tomada de redes sociales
  • Si antes las empresas se valían de ellos para posicionarse, ahora luchan contra ellos
  • Reza un antiguo corolario que una imagen vale más que mil palabras; y así es.

    Y en la era digital esa inferencia lógica bien puede aplicar para las redes sociales como “un meme vale más que mil noticias”.

    Si hace pocos años este instrumento de naturaleza viral era ocupado por las empresas para posicionar sus marcas en la preferencia de los consumidores, ahora es como un fantasma que ronda su prestigio y sus utilidades.

    Originalmente esas imágenes juguetonas y satíricas con ingeniosos textos se utilizaron para burlarse de los errores cometidos por algún personaje o conjunto de personajes (legisladores o equipos deportivos, por ejemplo).

    Pero ahora los consumidores usan los memes para dirigirse a las empresas y manifestar su descontento con algún producto o servicio.

    Y lejos de que las firmas se esfuercen por mejorar sus procesos productivos, sus baterías parecen dirigirse a blindarse contra el vertiginoso y amplio impacto de los memes.

    Un artículo publicado por la versión digital en español de The New York Times puso como ejemplo el caso del automóvil eléctrico Modelo S de Tesla que estalló en llamas en 2013 y que a la vez hizo detonar una oleada de memes.

    Una de esas publicaciones, recuerda el Times, mostraba a una joven pareja que se abraza frente a un Tesla en llamas, con el texto: “Mantente caliente en una noche fría”.

    “El director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, rápidamente confrontó el problema en el blog de la empresa. Explicó que el auto había pasado por encima de un gran objeto metálico de un semirremolque, y publicó estadísticas que mostraban que era cinco veces más probable que la gente sufriera un incendio en un auto impulsado por gasolina que en un Tesla. Los memes pronto se detuvieron”, expone el diario.

    Para David Pachter, cofundador de JumpCrew, una firma de mercadotecnia social en Nashville, fue la respuesta perfecta para contener los daños.

    En general, menciona The New York Times, los expertos en el tema recomiendan que las empresas atiendan a sus clientes descontentos en forma rápida y directa, antes de que el meme se vuelva viral.

    dgp

    • Comparte
    • Facebook
    • Twitter
    • Whatsapp
Capital Media – Efekto TV
PRI definirá en noviembre método para elegir candidato presidencial
INE quiere presupuesto millonario para 2018
Senadora criticada por prepotencia se va del PRD
Trump presionó a Peña Nieto en enero, revela TWP
Exigen detener a Karime Macías, esposa del exgobernador Javier “N”
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media Digital