• Capital Media – Efekto TV
    • sky
    • totalPlay
    • megacable
    • izzi
  • Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media – Efekto TV
  • sky
  • totalPlay
  • megacable
  • izzi
  • JUEVES 23 DE NOVIEMBRE DE 2017
  • Capital Media – Efekto TV
  • 00:00
Capital Media – Efekto TV
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Capital Media – Efekto TV
  • Columna Eduardo Ruíz
  • OPINIÓN/ COLUMNA/ Eduardo Ruiz-Healy

    En la elección federal del 2 de julio de 2000 Vicente Fox obtuvo 15 millones 989 mil 636 votos a su favor, 42.5 por ciento del total, ganando así la Presidencia de la República.

     

    Seis años después, el 2 de julio de 2016, Andrés Manuel López Obrador quedó en segundo lugar en la elección presidencial, quedándose con 14 millones 756 mil 350 votos, 35.3 por ciento del total.

     

    Y 12 años después, el 1 de julio de 2012, AMLO nuevamente quedó en segundo lugar en la elección presidencial al conseguir 15 millones 896 mil 999 votos, 31.6 puntos porcentuales del total.

     

    Es decir que el Peje López nunca ha sido capaz de ganar más votos que los que ganó Fox en 2000. Ni aún con un número de votantes que creció de 37 millones 601 mil 618 en 2000, a 41 millones 792 mil 322 en 2006, y a 50 millones 323 mil 153 en 2012.

     

    Y esto, seguramente le ha de doler mucho al tabasqueño.

     

    La relación entre el panista y el hoy dueño de Morena nunca ha sido buena y se enfrentaron varias veces cuando el primero era presidente y el segundo jefe de Gobierno del Distrito Federal. No se aguantan y jamás han tratado de ocultarlo.

     

    El viernes pasado afloró de nuevo esa enemistad cuando Fox dijo lo siguiente: “Yo me encargo que Andrés Manuel López Obrador no llegue a la presidencia… Si no el pueblo de México, yo me voy a encargar, yo personalmente, que ese cuate no llegue, porque no queremos otra Venezuela aquí, no queremos más populismo y más demagogia… Yo tengo mis mañas, con estrategia, con denuncia, desnudando al falso profeta, hablándole a los mexicanos del riesgo que corremos”.

     

    Al día siguiente el Peje comentó así lo dicho por el expresidente: “La gente quiere el cambio y no lo van a poder impedir los integrantes de la mafia del poder, los políticos corruptos; ya la gente quiere un cambio verdadero y nos está dando su apoyo; desde luego, hay guerra sucia, hay esas amenazas, pero no van a poder impedir el cambio para el año próximo… No hay una persona que pueda decir que va a impedir que el pueblo decida libremente, eso es completamente antidemocrático, es autoritario”.

     

    Vicente Fox tiene todo el derecho a oponerse a López Obrador y buscar convencer a los mexicanos a que no voten por él en la elección presidencial del año entrante. Oponerse a él no es ser “completamente antidemocrático” o autoritario.

     

    De nuevo, el demagogo populista demuestra no entender lo que es la democracia al calificar como antidemocráticos y autoritarios a quienes no apoyamos sus objetivos políticos. Si esto es lo que cree ahora, da miedo pensar cómo actuaría, como presidente, contra quienes criticáramos algún aspecto de su gestión.

     

    ¿Nos acusaría de ser traidores a la Patria? ¿Nos mandaría a las Islas Marías? ¿Nos fusilaría?

     

    ruizhealy@capitalmedia.mx

     

    @ruizhealy

     

    Eduardo J Ruiz-Healy

     

    • Comparte
    • Facebook
    • Twitter
    • Whatsapp
Capital Media – Efekto TV
La SAGARPA monitorea el campo mexicano para verificar territorios dañados
Afecta frente frío número 4 al sureste del país
Lo que dijo Aurelio Nuño en el Senado sobre la Reforma Educativa
Pide Osorio Chong a IP ver avances en diálogo con la CNTE
Corrupción desgasta credibilidad en las instituciones: PGR
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media Digital