• Capital Media – Efekto TV
    • sky
    • totalPlay
    • megacable
    • izzi
  • Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media – Efekto TV
  • sky
  • totalPlay
  • megacable
  • izzi
  • JUEVES 27 DE JULIO DE 2017
  • Capital Media – Efekto TV
  • 00:00
Capital Media – Efekto TV
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Capital Media – Efekto TV
  • Columna Eduardo Ruíz
  • OPINIÓN / COLUMNA/ Eduardo Ruiz-Healy

    Desde 2015 el dueño de Morena ha insistido que él y los militantes de dicho partido tienen tres principios: “No mentir, no robar, no traicionar al pueblo”.

    Ignoro quién ideó esa frase, pero es evidente que la misma es en sí una mentira mayúscula, tal como lo hemos atestiguado durante los últimos días en que se han difundido los supuestos actos de corrupción de dos mujeres cuyas aspiraciones políticas, candidaturas y honestidad fueron avaladas públicamente por el hombre que pretende establecer un reino del amor en nuestro país.

    Primero, se difundió el video en donde se ve a la entonces candidata de Morena a la presidencia municipal de Las Choapas, Veracruz, Eva Cadena, recibir una donación anónima e ilegal de medio millón de pesos, dinero que ella asegura le entregará personalmente a López Obrador.

    Luego, durante el mal llamado debate entre los seis candidatos a la gubernatura mexiquense, la panista Josefina Vázquez Mota acusó, con probables pruebas en la mano, a la morenista Delfina Gómez de robarle 10 por ciento de sus sueldos quincenales a los trabajadores municipales de Texcoco durante el tiempo en que ésta, cuando todavía era perredista, gobernó ese municipio.

    Y finalmente, ayer se difundió otro video, en el cual la estrella de nueva cuenta es Eva, a quien esta vez vemos recibiendo 10 mil dólares más 50 mil pesos en efectivo para financiar su ahora frustrada campaña electoral por la presidencia municipal.

    También la escuchamos aceptar, en nombre del Peje López, un futuro donativo ilegal de cinco millones de pesos.

    La reacción de AMLO ante estos probables ilícitos es negar que sus protegidas hayan cometido un crimen.

    El tabasqueño defiende a Cadena, argumenta que a ésta le pusieron un “cuatro” e ignora el hecho de que el video existe solamente porque su protegida recibió el dinero. También pretende minimizar el probable delito diciendo que medio millón de pesos no es nada si se compara con las fortunas que han acumulado sus enemigos políticos.

    Y en cuanto a los supuestos delitos de Delfina también evade la realidad y dice que es un complot de la mafia del poder para desacreditarlo. Eso sí, asegura que si lo cita la PGR para declarar sobre el asunto con gusto acudirá para carearse con los miembros de una mafia que sólo existe dentro de su cerebro tropical y calenturiento.

    Eva Cadena y Delfina Gómez aparentemente mintieron, robaron y traicionaron al pueblo. Incumplieron las tres promesas básicas hechas por Morena y su líder.

    López Obrador ha reiterado que “La corrupción se da de arriba hacia abajo”. Morena puede ser un excelente ejemplo que confirme su dicho.

    BPG

    • Comparte
    • Facebook
    • Twitter
    • Whatsapp
Capital Media – Efekto TV
Edward Snowden dará videoconferencia para mexicanos
Rechaza México acusaciones de Maduro por supuesta conspiración
Aumenta a 7 los mexicanos muertos en tráiler abandonado en Texas
Argentino agrede a elotero mexicano en Los Ángeles
Trump prohibirá a personas transgénero en el ejército
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media Digital