• Capital Media – Efekto TV
    • sky
    • totalPlay
    • megacable
    • izzi
  • Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media – Efekto TV
  • sky
  • totalPlay
  • megacable
  • izzi
  • DOMINGO 10 DE DICIEMBRE DE 2017
  • Capital Media – Efekto TV
  • 00:00
Capital Media – Efekto TV
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • La fracturación hidráulica que realizan las compañías perforadoras en busca de petróleo y gas natural plantea un riesgo para el agua potable en algunas circunstancias, pero ciertas incertidumbres y lagunas en los datos impiden una conclusión definitiva sobre cuán grave es ese peligro, informó la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés).

    Aunque el informe se quedó corto en comparación con las demandas de grupos ambientalistas, significó un paso adelante al haber eliminado una declaración —existente en un borrador emitido el año pasado— que indicaba que la fracturación hidráulica no ha causado un daño “generalizado ni sistémico” al agua potable en Estados Unidos.

    Grupos de la industria de los hidrocarburos elogiaron el informe de la EPA como prueba de que es segura la técnica, llamada “fracking” en inglés. Los ambientalistas subrayaron que el informe haya identificado los casos en los que las actividades relacionadas con esta técnica contaminaron fuentes de agua potable.

    El informe final, completado a un costo de 29 millones de dólares en seis años, llamó a evitar conclusiones apresuradas. “El informe proporciona información valiosa sobre vulnerabilidades potenciales a los recursos hídricos, pero no fue diseñado para ser una lista de impactos documentados”, admitió la EPA. Esta técnica extrae hidrocarburos de las rocas subterráneas mediante la inyección de una mezcla de agua, arena, ripio y otras sustancias a fin de ampliar las fracturas en el sustrato rocoso que encierran gas o petróleo.

    La fracturación ha impulsado un auge de la industria de los hidrocarburos, pero ha generado una preocupación generalizada de que podría conducir a la contaminación del agua subterránea, aumentar la contaminación del aire e incluso causar terremotos.

    El asesor científico de la EPA y subdirector de esa agencia Tom Burke dijo en una entrevista que la eliminación de la frase sobre impactos “generalizados y sistémicos” se decidió a instancias de la Junta de Asesoramiento Científico de la EPA.

    “Las lagunas de datos no nos permitieron cuantificar qué tan generalizados son los impactos”, recalcó Burke. El número de casos de contaminación fue pequeño en comparación con el gran número de pozos que están usando la fracturación hidráulica en todo el país, dijo la EPA.

    Con información de AP

    • Comparte
    • Facebook
    • Twitter
    • Whatsapp
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media Digital