• Capital Media – Efekto TV
    • sky
    • totalPlay
    • megacable
    • izzi
  • Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media – Efekto TV
  • sky
  • totalPlay
  • megacable
  • izzi
  • MIéRCOLES 13 DE DICIEMBRE DE 2017
  • Capital Media – Efekto TV
  • 00:00
Capital Media – Efekto TV
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • "Les agradecemos el tiempo que nos dieron su preferencia y yo espero que no sea un adiós sino un hasta luego"
  • La cafetería Pic-nic es el único negocio activo que queda en la Glorieta de Insurgentes, donde se realizan los trabajos de remodelación. Aunque no por mucho tiempo.Su dueño, Gustavo Mendoza, obtuvo en enero un amparo provisional para no ser desalojado del lugar donde ha permanecido por casi 40 años.

    No obstante, asegura que personal de la empresa ACCCO, por órdenes del Sistema de Transporte Colectivo Metro, le notificó que a partir de ayer el recurso quedó invalidado por un juez.

    El amparo, resuelto el 27 de enero por el Juez Tercero de Distrito en Materia Administrativa, se exhibe en la puerta del negocio. Sin embargo, ayer dejó de tener efectos, según el aviso.

    Ahora sus empleados están seguros de que no recuperarán sus fuentes de empleo por lo que ya se alistan para exigir una indemnización, misma que el locatario no recibió de las autoridades capitalinas.

    “El 13 de enero nos avisaron que teníamos una semana para desalojar, yo me inconformé porque es mi único negocio y ahora que hagan la remodelación seguramente será más costoso alquilar el espacio”, aseguró Mendoza en entrevista para CAPITALMEDIA.

    “Están viendo si puede ser reubicado pero yo no les puedo asegurar a mis empleados que así será, tendré que pagarles algo de mi bolsillo”, lamentó el restaurantero.

    Además, afirmó que desde principios de año los locatarios fueron amenazados por los policías de la zona para que no interpusieran ninguna acción legal, pues les sería negado un espacio tras las obras.

    En este marco, Jesús Ortiz, encargado del establecimiento y quien lleva 32 años trabajando allí, dice estar temeroso de su porvenir y el de sus ocho compañeros, quienes también llevan décadas laborando en el pequeño restaurante.

    “Mi patrón tiene temor porque ya todos somos grandes, hay personas que ya tienen trabajando aquí 37 años, yo personalmente tengo 32 años y en la tarde hay una persona que tiene 39 años también”, indicó. Agregó que le parece injusto que los comerciantes ambulantes de la Zona Rosa tengan más privilegios.

    “Cómo es posible que Diana Barrios ya se haya sentado a dialogar y aquí nadie se acerca”, afirmó.

    El proyecto que lleva a cabo la Agencia de Gestión Urbana, con la Dirección General de Servicios Urbanos, para remodelar la Glorieta de Inseurgentes contempla un presupuesto de 150 millones de pesos.

    Mientras que Jaime Slomiansky, titular de la dependencia, informó que se prevé un reordenamiento de los locales en el que algunos desaparecerán y otros serán remodelados.

    En tanto que Gustavo Mendoza y la empresa ACCCO, administradora de los locales comerciales establecidos en la glorieta, se reunirán hoy con relación al amparo promovido por el propietario del restaurante y el desalojo solicitado por la compañía con el Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR) para alquilar los lugares.

    Nota: Alberto Ayala

    • Comparte
    • Facebook
    • Twitter
    • Whatsapp
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media Digital