• Capital Media – Efekto TV
    • sky
    • totalPlay
    • megacable
    • izzi
  • Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media – Efekto TV
  • sky
  • totalPlay
  • megacable
  • izzi
  • LUNES 25 DE JUNIO DE 2018
  • Capital Media – Efekto TV
  • 00:00
Capital Media – Efekto TV
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • A pesar de los planes que existen de remodelar la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec en la Ciudad de México, gran parte del lugar continúa en el abandono mientras las autoridades, vecinos y conflictos legales continúan por hacerse del predio o simplemente exigir que se conserve como un bien natural para las generaciones venideras.

    Y es que desde hace un par de años Chapultepec ha entrado en una serie de conflictos que hacen parecer que es “último tesoro ambiental” de la capital y los diversos actores implicados en su cuidado o denuncia quieren hacerlo a su causa.

    A un costado de avenida Constituyentes y muy cerca del Panteón Dolores en el Poniente de la Ciudad de México, se asentaron dos grandes monumentos a la diversión en los años 80; se trata del Parque Acuático Atlantis y El Rollo, dos lugares que significaron el centro de atención para los habitantes de la capital y de jugosos ingresos para las autoridades locales.

    Con diversas atracciones desde 1981 ambos lugares comenzaron a cerrar sus puertas a partir del año 2000 debido a que la competencia con el nuevo parque de diversiones “Six Flags” no logró repuntar sus ventas entrado el milenio.

    A raíz de ello la Tercera Sección de Chapultepec quedó en el olvido por parte de las autoridades, incluso legisladores como Margarita Martínez Fisher del Partido Acción Nacional en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, asegura que ahora es un lugar peligroso porque se encuentra en franca soledad y sin vigilancia.

    CapitalMedia desde el año 2014 comenzó a realizar recorridos por las zonas aledañas a Atlantis y El Rollo, incluso antes de que comenzaran los procesos legales en contra de los ex dueños para revocar las concesiones, observando que las calles que llevaban a la zona de diversiones ahora se encuentran llenas de basura en las orillas, sin vigilancia e incluso con denuncias de perros sueltos que atacan a las personas.

    Al llegar al área de diversiones el panorama es devastador, en el Rollo se aprecia con toboganes sueltos y oxidados, la taquilla aún conserva los precios y las atracciones, la maleza se hace presenta en todas partes, incluso muchos vecinos temen a que en el lugar ya existan plagas de roedores y otros animales nocivos.

    De frente se encuentra Atlantis que ahora sirve como estacionamiento particular y donde se cobra la entrada por tiempo libre de 40 pesos y donde el “viene, viene” advierte, “nada más no dejen sus cosas a la vista, porque hay mucho ratero y abren los autos”.

    En obra negra desde 2015, los actuales dueños de Atlantis solicitaron a la Secretaría de Medio Ambiente capitalina y al Consejo Rector del Bosque de Chapultepec su visto bueno para la creación de un proyecto denominado “Biotopos” que expondría la vida en los ecosistemas, pero al ser negados solicitaron un nuevo permiso para crear el proyecto “Códigos de la Vida” que visualizaría en imágenes la evolución del hombre desde el ADN a la actualidad con los diferentes tipo de organismos, todo sin hologramas ni animales.

    Dicho proyecto fue aprobado y los dueños comenzaron la remodelación, sin embargo el Gobierno de la Ciudad de México de un día a otro comenzó el proceso de revocación sin previo aviso de los dueños a pesar del proyecto ya aprobado.

    Fue desde ese momento que comenzó una serie de negocios por parte de la autoridad capitalina por hacerse de megaproyectos inmobiliarios en el Bosque de Chapultepec y sus alrededores, entre los que se cuentan la Rueda de la Fortuna, la intervención del Centro de Transferencia MultiModal en el paradero de camiones de Chapultepec y la intervención de la Tercera Sección del Bosque con una convocatoria llamada por legisladores y vecinos como “oculta y misteriosa” que en un lapso de cinco días la Secretaría de Medio Ambiente local, quiso realizar y finiquitar como si estuviera todo previamente establecido para que algún empresario ya la tuviera ganada.

    Gracias a ello vecinos de las colonias Lomas de Virreyes y Polanco encabezados por Eduardo Farah quien es activista ambiental desde hace muchos años y uno de los principales críticos en el poniente de la autoridad capitalina, interpusieron dos amparos en diversos juzgados para evitar que la convocatoria encabezada por la titular de medio ambiente, Tanya Müller García, procediera y se impactara una vez más la Tercera Sección de Chapultepec con un nuevo proyecto.

    El Juzgado Tercero de Lomas de Virreyes aceptó el amparo con una suspensión provisional a la convocatoria de Sedema hasta que existiera una resolución final lo que hasta el momento parecía una victoria de los vecinos, pero el Gobierno capitalino en respuesta interpuso dos recursos de revisión para evitar que los colonos ganen y echen atrás un proyecto que todo hace parecer que ya tiene planeado y vendido el jefe de gobierno y la titular de medio ambiente.

    Sin información sobre el tema, los colonos de Chapultepec aseguran que uno de los actos a favor del medio ambiente es negar toda posibilidad a las autoridades a que hagan negocio con Chapultepec y la venta de concesiones que durante la administración de Miguel Ángel Mancera se ha caracterizado por la venta de espacios, permisos temporales revocables, concesiones e intervenciones inmobiliarias en toda la Ciudad de México sin importar el daño que se le está realizando a la urbe en temas como deforestación y cambios de uso de suelo, lo que se ha llamado “Burbuja de Calor” en el centro del país.

    Mario Vigorena, Director General de Convivencia Marina, dueña de la marca Atlantis, aseguró que jamás se le avisó de la revocación de su concesión aun cuando tiene vigencia hasta el 2024 y una prórroga por diez años más, aparte de un proyecto ya permitido por Sedema; porque afirma que el dueño de “El Rollo”, se le avisó que se le quitaría el predio porque comenzarían a reforestar la zona y conservar el ecosistema, sin embargo a dos años de ello, los toboganes y chatarra que se encuentra en el predio continúa generando contaminación y posible anidaje de plagas sin que la autoridad haga algo al respecto.

    En este sentido el representante de Atlantis aclaró que su proyecto “Códigos de la Vida” se basa en temáticas que van encaminadas a la educación de los niños y no se explican el por qué las autoridades no quieren su proyecto cuando ya mostraron el Manifiesto de Impacto Ambiental, los trazos más ahorradores de espacios e incluso tecnología de recuperación de agua pluvial y energía solar para ahorrar energía; aparte de que el estudio tardó dos años en realizarse por lo complicado que resulta el impacto urbano en la zona y la conservación del ecosistema.

    “A pesar de ello Medio Ambiente local planea un nuevo impacto en el lugar, con un auditorio y dos escuelas de canto para un empresario de los medios de comunicación que ya pactó con Mancera”, dijo Eduardo Farah, representante de vecinos en Polanco.

    Con apoyo del abogado Gustavo García y la diputada local Margarita Martínez Fisher, los vecinos realizaron una protesta en noviembre frente a las instalaciones de lo que fuera Atlantis para evitar que se intervenga la zona, inclusive el actual dueño de la marca Antonio Vigorena estuvo presente y señaló que la batalla legal continuará porque ellos están defendiendo su derecho y el abuso que ha realizado el Gobierno capitalino con difamaciones y calumnias.

    Margarita Martínez Fisher, diputada capitalina, indicó que durante 2016 hicieron diversos llamados para que la titular de Sedema, Tanya Müller, acudiera a la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México a explicar la recuperación del Bosque de Chapultepec, sin embargo su respuesta siempre fue negativa y esperan que este año si pueda explicar los proyectos que han generado polémica en el lugar.

    También es importante destacar que en el lugar aún se encuentran tres lobos marinos hembra con más de 25 años de edad, misma que ha ocasionado ceguera en los ejemplares y a pesar de que los dueños de Atlantis quisieron operarlas para salvar sus córneas, ya no es posible porque morirían por la anestesia; asimismo la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente realizó una revisión de los ejemplares destacando que se encuentran en excelentes condiciones a pesar de su ceguera.

    El ex Parque Acuático Atlantis se encuentra en litigio por dos partes, por los vecinos al no aceptar más proyectos en el lugar y por el concesionario quien defiende su permiso y sus nuevos proyectos, sin embargo es visible que el Gobierno de la Ciudad de México se ha empeñado durante esta administración en remodelar el Bosque de Chapultepec a través de la iniciativa privada y el aumento en las concesiones a particulares lo que vecinos y legisladores han llamado “la venta del Bosque de Chapultepec”.

    Es indudable que el Bosque de Chapultepec necesita de un serio y responsable programa de renovación, reforestación y conservación, sin embargo los conflictos legales no han permitido el avance de su recuperación, aparte de que la responsable de medio ambiente, Tanya Müller se ha enfrascado en una lucha entre sus proyectos urbanos y la pelea contra las organizaciones vecinales y legisladores de toda la capital, el resultado es visible, al olvido Chapultepec y degradación del medio ambiente en la Ciudad de México.

    • Comparte
    • Facebook
    • Twitter
    • Whatsapp
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
Capital Media – Efekto TV
  • Capital Media Digital