Efekto TV
Domingo 24 de Marzo 2019 00:00:00

AP: La policía de EEUU no muestra los videos de sus agentes


Crédito: AP Photo,, Un agente luce una cámara en su pecho en Nueva York el 27 de abril del 2017. Una investigación de la AP comprueba que la policía de EEUU se resiste a dar a conocer los videos de intervenciones policiales filmadas por su agentes. (AP Photo/Mary Altaffer)
Autor
|
16 de Marzo 2019
|

IOWA CITY, Iowa, EE.UU. (AP) — El uso de cámaras en los uniformes de los agentes o en los tableros de los autos fue promocionado como una forma de garantizar la transparencia cuando hay tiroteos u otros incidentes graves, pero una investigación de la Associated Press comprobó que la policía de Estados Unidos se resiste a mostrar los videos de esos episodios.

La AP puso a prueba el acceso del público a los videos policiales en la Semana Sunshine, una celebración anual que busca educar al público acerca de la importancia que tiene la transparencia en el gobierno. Solicitó videos de una veintena de incidentes ocurridos recientemente en una docena de estados.

No obtuvo ni uno solo que no hubiera sido ya hecho público. Algunas solicitudes siguen pendientes o abarcan videos de investigaciones en curso, que podrían ser dados a conocer en meses o años, cuando probablemente ya no haya tanto interés en ellos.

Al negar las solicitudes o demorar la entrega, los organismos policiales y las fiscalías se acogen a exenciones que les permiten guardar en secreto archivos de investigaciones en curso. Un condado afirmó que la exención permite retener el video de la muerte a tiros de un conductor para siempre, a pesar de que la investigación concluyó y el agente no fue enjuiciado.

En Dakota del Norte el año pasado las autoridades retuvieron un video de un enfrentamiento entre Daniel Fuller, de 26 años, muerto en el incidente, y un agente que lo golpeó con una pistola. Una autopsia reveló que el hombre falleció de un balazo en la nuca.

Lo entregaron solo después de que el fiscal anunciase en noviembre que el agente no quiso disparar su pistola y no sería llevado a juicio.

“Les tomó una eternidad entregar el video porque insistían en que había una investigación en curso”, expresó la hermana mayor de Fuller, Allyson Bartlett. “Sospecho que no querían recibir presiones de la comunidad”.

Los departamentos de policía distribuyen voluntariamente los videos de episodios sonados, a veces en cuestión de días o de semanas. También están obligados a compartirlos en demandas que involucran los derechos civiles o cuando los sospechosos van a ser enjuiciados.

Pero hay quienes dicen que la policía apela a exenciones para evitar la difusión de videos que pueden revelar problemas con al desempeño de los agentes. El objetivo sería evitar la difusión de detalles importantes que pueden alertar a los sospechosos de que están siendo vigilados o acerca de las pruebas que tienen las autoridades.

Cuando un agente le dispara o usa la fuerza contra una persona, se sabe que sus acciones serán examinadas y se dará acceso a los videos.

“Es por ello que la exención vigente no tiene sentido”, declaró Chad Marlow, experto en las leyes que rigen el uso de las cámaras de la policía de la Unión de Libertades Civiles. “No sabíamos que terminarían siendo la excusa que los departamentos de policía usan para negarse a cumplir con las normas, pero eso es lo que estamos viendo”.

Las autoridades aseguran que tienen buenas razones para negar los videos durante investigaciones en curso, como evitar que los testigos se olviden de lo que iban a decir o se desaten protestas por tramos del video fuera de contexto alusivos a un enfrentamiento con muertos.

El problema, según el ex fiscal nacional Val Van Brocklin, es que “no hay normas nacionales que digan cuándo se debe difundir un video”.

En Virginia Occidental un fiscal evitó la difusión de un video que generó al despido de dos policías estatales por una golpiza que le dieron a un muchacho de 16 años. En Georgia, un sheriff se negó a difundir un video de un hombre de 22 años que se habría pegado un tiro mientras forcejeaba con un policía. La explicación es muy cuestionada y dio lugar a protestas.

En Atlanta, donde la policía fue criticada hace poco tras una auditoría por no usar las cámaras como se debe, el departamento no dio a conocer un video de un tiroteo en el que participó un agente, diciendo que el agente todavía puede enfrentar sanciones disciplinarias.

En Sugar Land, Texas, la policía difundió hace poco un video en el que sus agentes rescataban a una mujer en un lago, pero se negó a dar a conocer otro de un episodio del 2016 en el que un individuo afirma que fue golpeado y lastimado por agentes.

En North Liberty, Iowa, un abogado de la municipalidad respondió a un pedido de un video de un incidente en el que se detuvo a un hombre diciendo que era información confidencial y exigió a la AP que no difundiese un video del episodio que la agencia ya había conseguido por otro lado.

Un agente fue despedido por cometer irregularidades al parar a un vehículo. Se dijo que violó los derechos de los sospechosos tras una pelea entre dos conductores, no desenfundó su arma cuando debió hacerlo y cometió otros errores de procedimiento. El agente cuestionó su despido en los tribunales y su abogado le dio a la AP un video que, según dice, revela que su cliente actuó como corresponde. La municipalidad dio a conocer una versión escrita del video después de que la AP decidió no acceder el pedido de la municipalidad.

La gran excepción es California, que se ha mostrado extremadamente transparente.

“Eso es prioritario para nosotros, ganarnos la confianza de la comunidad. Creemos que dar a conocer los videos tomados por la cámara del agente es una forma de hacerlo”, señaló el vocero del departamento Marcus Básquez.

___

El reportero de la Associated Press Tom Verdin (Sacramento) colaboró en este despacho.

___

Ryan J. Foley está en https://twitter.com/rjfoley

Encuentra más notas sobre