Efekto TV
Domingo 21 de Julio 2019 00:00:00

Dolientes rinden honores a víctimas de Nueva Zelanda


Crédito: AP Photo,, Dolientes colocan flores frente a un muro en los Jardines Botánicos de Christchurch, Nueva Zelanda, el lunes 18 de marzo de 2019. (AP Foto/Vincent Thian)
Autor
|
20 de Marzo 2019
|

CHRISTCHURCH, Nueva Zelanda (AP) — Miles de personas rindieron honores el domingo en altares improvisados a las 50 personas asesinadas por un agresor en dos mezquitas de Christchurch, Nueva Zelanda, mientras docenas de musulmanes continúan a la espera de que las autoridades entreguen los restos para poder sepultar a sus familiares.

Cientos de flores se acumularon alrededor de veladoras, globos y notas de amor y dolor afuera de la mezquita Al Noor y los jardines botánicos de la ciudad. Bajo una ligera llovizna, los presentes se abrazaron y lloraron en silencio.

“Quisiéramos saber tu nombre para escribir en tu corazón. Quisiéramos saber tu canción favorita, qué te hace sonreír, qué te hace llorar”, se leía en uno de los altares improvisados, que incluía pedazos de papel recortados en forma de corazón, colocado debajo de un árbol. “Hicimos un corazón para ti. 50 corazones para 50 vidas”.

Dos días después del ataque del viernes, el tiroteo más letal en la historia moderna de Nueva Zelanda, los familiares aún esperaban a que las autoridades entregaran los restos. La ley islámica indica que los cuerpos deben ser limpiados y sepultados lo más pronto posible después del fallecimiento, generalmente en cuestión de 24 horas.

Simpatizantes llegaron de todo el país para ayudar con los funerales en Christchurch. Las autoridades enviaron retroexcavadoras para cavar las tumbas en un lugar que fue cercado recientemente y recubierto con una red blanca para impedir la visibilidad.

La primera ministra Jacinda Ardern dijo que las autoridades prevén entregar todos los cuerpos el miércoles, y el jefe policial Mike Bush indicó que se trabaja de manera estrecha con patólogos y forenses para completar las labores lo más pronto posible.

“Debemos tener total certeza sobre la causa de muerte y confirmar las identidades antes de que eso suceda”, añadió Bush. “Pero estamos muy conscientes de sus necesidades culturales y religiosas. Por ello lo estamos haciendo de la manera más rápida y con la mayor delicadeza posible”.

La policía señaló que han entregado una lista preliminar de las víctimas a sus familiares, lo que les ha ayudado a encontrar resignación a algunas de las personas que estaban a la espera de noticias.

El sospechoso de los ataques, el supremacista blanco Brenton Harrison Tarrant, de 28 años, compareció el sábado en la corte en medio de un fuerte operativo de seguridad, esposado y con uniforme blanco de la prisión. No mostró emociones cuando el juez le leyó un cargo por asesinato y dijo que seguramente se le sumarán más.

Tarrant había publicado en internet un manifiesto anti inmigrantes de 74 páginas antes de los ataques y aparentemente utilizó un casco con una cámara instalada para transmitir en vivo el video de la masacre.

Facebook informó que retiró 1,5 millones de videos de la masacre en las primeras 24 horas posteriores al atentado.

La información revelada en un tuit el sábado en la tarde proporcionó una escalofriante muestra de lo rápido que se propagan en internet las imágenes provocativas y, por lo general, perturbadoras.

___

Los periodistas de The Associated Press Kristen Gelineau y Stephen Wright en Christchurch, y Rod McGuirk en Canberra, Australia, contribuyeron con este despacho.

Encuentra más notas sobre