Efekto TV
Miércoles 22 de Mayo 2019 00:00:00

Gobierno de Brasil militariza capital ante marchas indígena y campesina


Crédito: mundo,
Autor
|
17 de Abril 2019
|

Brasilia, 17 Abr (Notimex).- El ministro brasileño de Justicia, Sergio Moro, dispuso hoy un despliegue de la Fuerza Nacional de Seguridad por 33 días en la Explanada de los Ministerios y la Plaza de los Tres Poderes en Brasilia, en vísperas de manifestaciones indígenas y de trabajadores rurales.

La medida, anunciada en el Diario Oficial de la Unión, fue solicitada por el Gabinete de Seguridad Institucional (GSI), comandado por el general Augusto Heleno, con el fin de “desalentar actos de violencia”, indicó el portal Red Brasil Actual.

El diario Jornal do Brasil precisó que la medida se basa en un protocolo de seguridad que permite el empleo de tropas policiales para proteger el patrimonio público.

Jornal do Brasil citó asesores del presidencial Palacio del Planalto, según los cuales, la medida fue tomada porque el sector de inteligencia identificó “la intención de movimientos sociales contrarios al presidente de infiltrarse en la manifestación de los indígenas”.

De acuerdo con la presidencia, la iniciativa es “preventiva” y tiene como objetivo desalentar eventuales episodios de violencia, por lo cual a partir de este miércoles, las medidas de seguridad pueden ser escaladas en cualquier momento si se identifica un “riesgo de depredación”.

El anuncio coincide con la conmemoración este miércoles de 23 años de la llamada masacre de Eldoraro de Carajás, cuando 21 labriegos fueron asesinados por la fuerza pública y el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) conmemora la Jornada Nacional de Lucha por la Reforma Agraria.

Del 24 al 26 de abril está prevista una marcha indígena que culminará en el Día del Indio con la instalación del Campamento Tierra Libre, para rechazar las medidas del gobierno del presidente Jair Bolsonaro contra la Fundación Nacional del Indio (Funai) y el retrocesos de las políticas para los pueblos originarios.

Este mismo miércoles, el presidente Bolsonaro advirtió, en una transmisión en vivo en redes sociales, con descabezar a la Funai, atacó las restricciones que impone el Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama) en las reservas de esos pueblos, y defendió la explotación minera en territorios indígenas.

“Con (Ricardo) Salles, nuestro ministro de Medio Ambiente, estamos tomando medidas para sustituir ese tipo de gente”, que, dijo, “no está preocupada por el medio ambiente, su preocupación es otra”, y dijo que los indígenas “están esclavizados por las ONG (y) los partidos políticos”.

Bolsonaro subrayó que en la reserva de los indígenas yanomami en la Raposa Sierra del Sol, en el estado de Roraima, “debajo de la tierra hay millones o billones de dólares”.

El despliegue militar continuará el 1 de mayo, cuando está convocado un acto de trabajadores en Brasilia, contra la reforma a la Previsión Social y en defensa de la jubilación.

Para anular la orden de Moro, el Partido Socialismo y Libertad (Psol) presentó un proyecto de decreto legislativo, al considerar que la medida “no presenta ninguna justificación”, sino que se trata de “un claro intento de cercenar la libertad de manifestación, constituyendo un grave ataque a la democracia”.

-Fin de nota-

NTX/I/SBR

Encuentra más notas sobre