Efekto TV
Jueves 23 de Mayo 2019 00:00:00

Policía nicaragüense toma Managua para frenar marcha “Todos somos abril”


Crédito: mundo,
Autor
|
17 de Abril 2019
|

Managua, 17 Abr (Notimex).- Un dispositivo policial cubre hoy todo lo largo y ancho de Managua ante la marcha convocada para esta tarde por la Unidad Nacional Azul y Blanco, y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, la cual fue prohibida por el gobierno.

La tensión prevalece este miércoles en las calles de la capital nicaragüense conforme se acerca la hora en que está programada la movilización, llamada “Todos somos abril”, que pretende marcar el inicio de las protestas que originaron la actual crisis en Nicaragua, que ha dejado más de 300 muertos.

Efectivos de la Policía Nacional se desplegaron desde temprana hora en las calles y avenidas por donde está previsto que transiten los manifestantes, desde la rotonda Centroamérica hasta la estatua Alexis Argüello, mientras que decenas de patrullas circulan a través de la ciudad.

Los agentes antimotines están fuertemente armados, lo cual resulta intimidante para los ciudadanos, pues se han apostado en las esquinas, en sitios públicos, incluidos centros comerciales, de acuerdo con reportes de los periódicos independientes La Prensa y El Nuevo Diario.

La Policía Nacional comunicó la víspera que la manifestación “Todos somos abril”, que exigirá nuevamente la renuncia del presidente Daniel Ortega, quedó prohibida debido a que las más de 50 personas que firmaron la solicitud para llevarla a cabo, “no cumplen con los requisitos”.

En su declaración, amenazó incluso con cárcel a quienes organicen y participen en la manifestación.

Sin embargo, anoche en una conferencia de prensa, los miembros de Azul y Blanco destacaron que entregaron toda la documentación requerida por lo que no había motivos para prohibir la movilización, así que mantuvieron la convocatoria para la tarde de este miércoles.

En una carta abierta, la alianza de organizaciones sociales exhortó a la comunidad internacional a que pida al gobierno de Ortega que no reprima la manifestación y respetar el derecho fundamental e irrenunciable de la libre expresión y movilización.

La crisis socio política en Nicaragua cumple mañana jueves un año, sin que por ahora se vislumbre una salida pacífica, ya que Ortega se niega a ceder el poder y no accede a celebrar elecciones presidenciales anticipadas.

-Fin de nota-

NTX/I/VRR/FJ/

Encuentra más notas sobre