Capital Media – Efekto TV
Viernes 14 de Diciembre 2018 00:00:00

Sustituto de Lula da Silva, ¿tiene posibilidades de ganar en Brasil?


Fernando Haddad sustituirá a Lula da Silva en la candidatura presidencial con solo nueve por ciento de preferencia en las encuestas
Crédito: ,
|
13 de Septiembre 2018
|

Fernando Haddad deberá convencer en menos de un mes que será el mejor remplazo de Luiz Inácio Lula da Silva y ganar la presidencia de Brasil. Después de que el Partido de los Trabajadores (PT) anunciara que el expresidente dejaba la contienda, la mirada del electorado se dirigió hacia Haddad.

“Desgraciadamente insisten en apartar a Lula, contrariando a la ONU y a la voluntad del pueblo brasileño. Pero él lo ha pedido: continuemos unidos pase lo que pase”, dijo el exministro después del anuncio del PT.

La candidatura de Fernando aparece en las encuestas sólo con el nueve por ciento, una cifra distinta a la que tenía el expresidente, el cual contaba con el 39 por ciento de la aprobación brasileña.

Haddad, quien colaboró en la administración de Lula como Ministro de Educación, deberá esforzarse en su campaña electoral hasta el 7 de octubre, para convencer a los partidarios del exmandatario que él podrá seguir con su legado en la siguiente administración.

“Con seguridad, nos prepararemos para llevar a Haddad a la segunda vuelta y ganar las elecciones presidenciales”, dijo el secretario nacional de movilización del PT, Alex Lima.

Haddad, de 55 años, es un economista que fue reconocido en la política en el 2005 al lado de Lula.

El hijo de migrantes libaneses no está lejos de las campañas políticas, ya que después de dejar su empleo de Ministro, decidió postularse en las votaciones locales. En 2012 fue elegido como alcalde de Sao Paulo, un puesto que consiguió y buscó una reelección.

Los contras de Haddad lo señalan de corrupto, ya que el exministro fue acusado de supuestamente haber recibido recursos ilícitos para su campaña de reelección como alcalde.

El PT esperó hasta el último momento para declarar que Lula no iría en busca de la presidencia, un acto de esperanza para poder revertir la decisión de la justicia electoral en otras instancias. Sin embargo, ni el Tribunal Superior Electoral ni la Corte Suprema de Justicia llegaron a pronunciarse sobre los diferentes recursos que el Partido presentó para intentar habilitar a Lula como candidato.

Encuentra más notas sobre