Efekto TV
Jueves 23 de Mayo 2019 00:00:00

Domingo de Pascua en la capital: paseos, antojitos y culto religioso


Crédito: Gen_Metropolitano,
Autor
|
21 de Abril 2019
|

Por Luis Carlos Rodríguez González

México, 21 Abr (Notimex).- Caminar por los barrios de Tepito y La Lagunilla para desayunar caldo de migas, hecho con huesos y pan remojado, muy popular en estas zonas de la Ciudad de México, o en cualquier mercado o puesto callejero; desayunar barbacoa, pancita o carnitas, fue como muchos capitalinos concluyeron la Cuaresma.

Es el Domingo de Resurrección para millones de chilangos que se quedaron a “disfrutar” de los altos niveles de contaminación, pese a lo cual salieron a buscar el almuerzo de fin de semana en sus propios barrios o se aventuraron a zonas como Coyoacán para degustar un café con unos churros y de las coplas de un trio veracruzano.

Muy cerca de ahí, en Los Viveros, un vendedor de artesanías ofrecía todavía este domingo las figuras de cartón conocidas como “judas”, para quemarlos o colocarlos de adorno en el frente de los automóviles, “la mejor venta fue ayer, Sábado de Gloria, pero todavía hoy viene gente a comprar”, dice Juan, artesano y comerciante.

Este año, como el pasado, además de los judas o diablos, la figura más vendida es la de Donald Trump; y hay algunos políticos mexicanos, unos innombrables y otros hoy de moda.

Los de 100 pesos miden unos 30 centímetros, tienen decenas de cuetes que al prender la mecha hacen que el personaje más odiado del momento, o el propio Judas, desaparezca en segundos sin necesidad de desafuero o que termine su mandato.

En la Iglesia de San Juan Bautista, en el centro de Coyoacán, las familias acudieron este Domingo de Pascua a las ceremonias litúrgicas y afuera a la verbena con músicos callejeros, organilleros, vendedores ambulantes y paseantes que aderezaron la fiesta por la resurrección de Jesús.

Al sur, en la zona lacustre, rumbos de Xochimilco y Cuemanco, se disfrutó este día a bordo de una trajinera en familia, quienes por entre mil y dos mil pesos pudieron disfrutar de uno de los últimos “pulmones verdes”, acompañados de tlacoyos, gorditas de chicharrón, cervezas, refrescos y un grupo musical con su mejor reportorio.

“El costo por dos horas de recorrido es de mil pesos. Caben hasta 20 personas en cada trajinera y pueden descender en varias islas. Este día viene menos gente que el Sábado de Gloria y la mayoría son familias de la Ciudad de México. Hoy hay poco turismo extranjero”, señaló Saúl, remero de Cuemanco.

Por lo que las familias se alistan para la travesía por los canales y chinampas comiendo en las pequeñas fondas del embarcadero, “yo vengo como cada tres meses con toda la familia y nos gastamos unos dos mil pesos por unas 15 o 20 personas, incluidas las garnachas, tlacoyos y chelas”, comentó Nicolás León.

En otras zonas de la capital, como en los centros comerciales o colonias “fifís” como la Condesa, las familias también salieron a celebrar el Domingo de Pascua en cafeterías y restaurantes gourmet.

Incluso en algunos almacenes y centros comerciales se vendieron los “Huevos de Pascua”, tradición más estadunidense que empieza a tomar fuerza entre algunos sectores de la sociedad mexicana.

“Les compramos unos huevos de Pascua a los niños y los vamos a esconder en el Parque Lincoln para que jueguen un rato y festejemos este día tan importante para los cristianos”, dijo Elvira Sáenz, al salir de un centro comercial de Polanco.

-Fin de nota-

NTX/LCR/ARM-MTG 

Encuentra más notas sobre