Capital Media – Efekto TV
Viernes 14 de Diciembre 2018 00:00:00

Aunque es delito, adultos se siguen casando con niños en México


Pese a que la Ley general de derechos de los niños y organismos como la CNDH consideran que el casamiento de infantes significa la falta de acceso a derechos fundamentales como a la educación o la salud, en el país existen miles de menores que se encuentran en esa situación
Crédito: ,
|
11 de Septiembre 2018
|

Cada 7 segundos una mujer menor de 15 años se casa en el mundo.

En México, de acuerdo con la última encuesta intercensal del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), hasta el 2015, había más de 75 mil adolescentes de entre 12 y 17 años que contrajeron matrimonio en el país.

75 mil adolescentes de entre 12 y 17 años contrajeron matrimonio en México (Inegi 2015)

Este hecho representa una violación grave a los derechos humanos, pues a menudo las expectativas sociales y culturales presionan a las niñas y adolescentes a tener hijos a temprana edad sin que se encuentren físicamente preparadas para dar a luz, lo que incrementa las posibilidades de mortalidad tanto de la madre como del bebé.

También las niñas que son obligadas a contraer matrimonio a temprana edad suelen abandonar sus estudios para dedicarse a tareas de cuidado y del hogar, realidad que atenta contra muchos otros de sus derechos como a la educación, a una vida libre de violencia y a decidir sobre sus cuerpos.

Aún existen legislaciones que autorizan a personas menores de edad a casarse con personas cercanas a ellas como lo pueden ser sus tutores u otro tipo de familiares como tíos

 “El matrimonio y las uniones tempranas tienen múltiples consecuencias como la deserción escolar, el embarazo prematuro, la mortalidad materna, la transmisión intergeneracional de la pobreza y, en general, la limitación a las oportunidades de vida de estas personas.

“Por ello, asegurar en las leyes y políticas públicas que ninguna persona sea víctima de estas prácticas constituye una medida de protección a sus derechos”, señala la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En la actualidad, la armonización de los códigos civiles y familiares para prohibir categóricamente el matrimonio infantil en el país sigue siendo un desafío.

Además de que aún existen legislaciones que autorizan a personas menores de edad a casarse con personas cercanas a ellas como lo pueden ser sus tutores u otro tipo de familiares como tíos.

Por su parte, la organización no gubernamental Save The Children, en su estudio ‘Matrimonios infantiles en México’, revela que son niñas y adolescentes las que en su mayoría se están casando con personas mucho mayores que ellas, exponiéndoles a diversos tipos de abusos y limitando su poder de decisión.

Hace cuatro años, en el 2014, se promulgó la Ley general de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (LGDNNA) que establece que la edad mínima para poder contraer matrimonio en el país es de 18 años cumplidos.

Sin embargo, en el ámbito local no todos los estados que conforman la República Mexicana han adoptado esta normatividad.

74 por ciento de los menores que se casaron se vieron forzados a abandonar sus estudios

Por ese motivo, en su momento, la organización invitó a las entidades de Baja California, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, Tabasco, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Tlaxcala y Zacatecas a armonizar sus leyes con las del resto del país, señala el documento.

Actualmente, Baja California, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro y Sonora aceptan excepciones a la prohibición del matrimonio infantil; mientras que en Chihuahua todavía se establece una edad menor a los 18 años para poder casarse.

A pesar de las advertencias por parte de organizaciones como la CNDH, la cual asegura que esta práctica ha significado la falta de acceso a derechos fundamentales como la educación, la protección, la igualdad y no discriminación, una vida libre de violencia hacia las mujeres, el interés superior de la niñez y de manera constante ha afectado decenas de miles proyectos de vida, el estado de Aguascalientes, ha demandado ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación que dicte la invalidez de diversas disposiciones del Código Civil del estado que establecen como edad mínima para contraer matrimonio los 18 años de edad y propone otorgar dispensas o excepciones para que menores de edad puedan casarse nuevamente.

42 por ciento de las menores que contrajeron nupcias tienen al menos un hijo

La decisión de la SCJN se dará a conocer en las próximas semanas.

Para tratar de evitar una decisión que pudiera atentar contra el interés superior de la niñez en México, Save The Children dio a conocer una serie de datos para generar conciencia entre la población.

Más del 42 por ciento de las adolescentes mujeres de entre 12 y 17 años que contrajeron matrimonio en México tiene por lo menos un hijo.

Save The Children ha intentado generar conciencia entre la población para tratar de evitar el matrimonio infantil debido a que puede atentar contra el interés superior de la niñez en México

 Cerca del 80 por ciento de los hombres menores de 15 años que fueron obligados a casarse trabajan, mientras que más del 74 por ciento de las personas que enfrentan esta realidad se vieron forzados a abandonar sus estudios.

Problema en aumento

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) señala que el matrimonio infantil es una tendencia que va en aumento en todo el mundo.

En el año 2012 en todo el mundo habían más de 400 millones de mujeres de entre 20 y 49 años se habían casado o unido antes de cumplir la mayoría de edad (18 años); cifra que para el 2016 aumentó a 700 millones y la cual, de acuerdo con sus proyecciones podría incrementarse a 950 millones de víctimas para el 2030.

Por su parte, el Instituto Belisario Domínguez, reveló que a nivel nacional solo dos de cada 10 mujeres casadas entre 45 y 49 años lo hicieron antes de cumplir la mayoría de edad, pero entre aquellas de 20 a 24 años lo hicieron una de cada cuatro.

El estudio también indica que esta situación en México afecta principalmente a las mujeres que viven en zonas rurales, donde la incidencia pasó del 29 al 35 por ciento entre los mismos grupos de edad. Mientras que para las mujeres de las zonas urbanas las cifras fueron del 19 al 24 por ciento.

Es importante señalar que los registros más antiguos que existen en México de esta problemática datan del 2010, año en el que se indicó que el 19 por ciento de los nacimientos provenían de madres adolescentes o menores de 20 años.

Seis años después (2016), el Inegi señalo que la tasa únicamente había bajado en un uno por ciento

Encuentra más notas sobre