Capital Media – Efekto TV
Viernes 14 de Diciembre 2018 00:00:00

Estudiantes marchan entre silencio y gritos; van contra porros


La conmemoración de los 50 años de la Marcha del Silencio fue utilizada ayer por miles de estudiantes para hacer eco a los reclamos que condenan la violencia porril y la inseguridad en la UNAM
Crédito: Captura-de-pantalla-2018-09-13-a-las-11.42.48-a.m.-660x436,
|
14 de Septiembre 2018
|

A 50 años de la Marcha del Silencio que protagonizó el movimiento estudiantil de 1968, los estudiantes regresaron a las calles para exigir un alto a la violencia y demandar la desaparición de grupos porriles en la UNAM.

El contingente estudiantil marchó desde el Museo de Antropología hasta el Zócalo de la Ciudad de México, donde por lapsos protestó de manera pacífica y silenciosa contra las agresiones en la Universidad, mientras que en otras alzó la voz con un mensaje fuerte y claro: ¡fuera porros de la UNAM!

Frente a Palacio Nacional, los universitarios exigieron la salida de estas agrupaciones de la Máxima Casa de Estudios, luego de que el pasado 3 de septiembre agredieran a alumnos del CCH Azcapotzalco que se manifestaban pacíficamente frente a Rectoría.

“Eso grupos porriles que violan compañeras, que atacan estudiantes, que someten a un clima de tensión en las escuelas, hoy debe de terminar. Por lo que hoy decimos ya basta el porrismo, ya basta la violencia del Estado en las escuelas y ya basta esa lacra social”, dijo Héctor Guerra, líder estudiantil del Comité 68.

Guerra reconoció la valentía de los estudiantes al salir a las calles nuevamente en conmemoración a la Marcha del Silencio, externó una felicitación pública a la comunidad estudiantil de México y pidió continuar con un legado de lucha combativa en defensa de los derechos de los estudiantes.

Alicia Cosió y Naomi Argueta, egresadas del CCH Azcapotzalco, fueron dos de las universitarias que acudieron a la marcha, en solidaridad a sus compañeros agredidos por los porros, una estudia arquitectura en Ciudad Universitaria y la otra medicina en la FES Iztacala.

“Es la primera vez que podemos asistir a una marcha porque nuestros papás nunca nos había dejado, sin embargo, nuestro interés es la solidaridad y como egresadas de ese plantel lo consideramos importante”, dijo Alicia.

“A los estudiantes de medicina nos piden usar uniforme cuando tomamos clases normales y ello me parece algo muy estúpido, porque al usar uniforme no significa que aprendamos más y ello sólo nos expone”, señaló Naomi.

Sandra Gómez es estudiante de biología en la Fes Iztacala. Ella acudió a la marcha del silencio porque que está harta de la situación que se vive en toda la Universidad.

“Yo creo que los todos los actos en la universidad, tales como feminicidios, violencia y la corrupción que vive la academia no debe ser callados no olvidados, porque ninguna causa ajena debe ser indiferente a nosotros”, dijo.

Van 19 expulsados por ataques a estudiantes

La Universidad Nacional Autónoma de México informó que se logró la identificación de dos presuntos porros más relacionados con la agresión a estudiantes registrada el pasado 3 de agosto frente a la Torre de Rectoría, quienes fueron expulsados.

Ambos fueron identificados como Jesús Castillo Terreros y Manuel Alberto Toledo Barrón, pertenecientes a la comunidad del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Azcapotzalco, en donde se originó el actual Movimiento Estudiantil tras las denuncias de falta de profesores, presunto cobro de cuotas y el retiro de murales.

La UNAM expuso que tras identificar a los jóvenes se determinó su expulsión y que las notificaciones fueron publicadas en la Gaceta UNAM de este jueves 13 de agosto.

“Con estas dos expulsiones, suman 19 los sancionados por la institución”, señaló la institución, “la Universidad continuará con la investigación, búsqueda e identificación de los participantes en dichos sucesos, y hará públicos los resultados”.

Detienen a otro porro por agresiones

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México detuvo ayer a un joven de 18 años por su probable responsabilidad en el delito de tentativa de homicidio calificado con ventaja y motín durante los hechos violentos del pasado 3 de septiembre afuera de la Rectoría de la UNAM.

Fue identificado como Leonardo Enrique “N” e ingresado al Reclusorio Preventivo Varonil Norte, donde se buscará que un juez de control lo vincule a proceso y le imponga como medida cautelar la prisión preventiva.

“Con estas acciones, la Procuraduría capitalina refrenda su compromiso de esclarecer los recientes hechos ocurridos en la UNAM, con estricto apego a los derechos humanos de las víctimas e imputados”, informó.

Tres días antes, la PGJ detuvo a otro de los involucrados en los disturbios de la UNAM e informó que aún faltaban otros nueve más.

En ese entonces se trató de un hombre de 29 años de edad, quien tenía dos ingresos previos al Reclusorio, uno de ellos por robo a transeúnte en 2010 y otro por robo calificado en 2011, además de estar vinculado a cuatro investigaciones más por robo a transeúnte, lesiones dolosas y daño en propiedad ajena.

Alumno lesionado en CU sale de hospital

Emilio Aguilar Sánchez, uno de los estudiantes de la UNAM hospitalizados por la agresión de un grupo de porros el pasado 3 de septiembre, fue dado de alta este jueves, tras recuperarse de lo que el IMSS calificó como una herida potencialmente mortal.

El joven estuvo internado 10 días en el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI y requirió la transfusión de nueve litros de sangre

El IMSS detalló en un comunicado que el estudiante llegó con una herida provocada por un objeto punzocortante en el glúteo izquierdo que le dañó la arteria hipogástrica, por lo que le realizaron diversas cirugías para estabilizarlo.

“Debido a la gravedad de la lesión, que puso en riesgo la movilidad de su pierna izquierda, el estudiante universitario requirió la transfusión de nueve litros de sangre, previo al empaquetamiento de la herido”, detalló el instituto.

El pasado 3 de septiembre, el joven fue ingresado al Hospital General de Zona No. 8 del IMSS, donde se le atendió; al día siguiente fue llevado al Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Aunque el joven fue dado de alta este jueves, aún será sometido a tratamiento y observación médica para garantizar su recuperación total.

Encuentra más notas sobre