Capital Media – Efekto TV
Martes 11 de Diciembre 2018 00:00:00

Robo hormiga azota Buen Fin


Durante el fin de semana más barato del año no sólo crecen las ofertas, también aumenta el número de grupos delincuenciales que se dedican al robo de mercancías
Crédito: ,
|
18 de Noviembre 2018
|

La carrera inició a medianoche. La octava edición de El Buen Fin llega con descuentos, promociones y aglomeración de personas en centros comerciales, aunque a la par crece el número de delitos que se cometen en las tiendas.

El programa que se implementó por primera vez en 2011 tiene el objetivo de fortalecer el mercado interno, mientras que cada año se suman desde pequeños establecimientos físicos hasta grandes cadenas comerciales, incluidos canales de e-commerce.

Se espera que el ‘fin de semana más barato del año’, que impulsan el Gobierno federal y la iniciativa privada, deje una derrama económica aproximada de 100 mil millones de pesos, de acuerdo con datos oficiales.

100 mil mdp se esperan en ventas durante el fin de semana de descuentos

El año pasado, El Buen Fin generó una derrama de 93 mil millones de pesos, cifra que representa un incremento de 3.2 por ciento respecto a 2016.

En cada edición, los comercios participantes ponen en piso de venta mercancías contempladas en el stock de sus inventarios. Sin embargo, con la popularidad que ha ganado, el número de robo de mercancías y hasta carteristas también va en aumento.

“Año con año se registra el incremento de los ilícitos, ya que el evento se hace cada vez más popular y crece el número de personas que acuden a los centros comerciales a comprar”

– Karina Soriano

Directora jurídica de ALTO México

Un análisis elaborado por Acción Legal Total (ALTO) revela que, durante los tres días en los que se desarrolla el programa, se duplica el número de bandas de delincuentes que aprovechan para cometer robos en tiendas minoristas o centros comerciales.

Karina Soriano, directora jurídica de ALTO México, comparte que por cada robo, los grupos de criminales roban mercancía que equivale a 100 mil pesos en los establecimientos, que pueden ser tiendas minoristas o locales dentro de centros comerciales.

“Las bandas hacen visitas a diferentes establecimientos durante todo el día. En nuestro análisis detectamos que los grupos operan en la Ciudad de México en la mañana, pero extienden su campo de robo y hacia el final del día se desplazan al Estado de México, Toluca, Querétaro y hasta a Puebla”, declara Soriano.

De las tiendas al mercado ilegal

Los ladrones también preparan una lista ante la llegada de El Buen Fin, productos que en algunos casos se venden por debajo de su precio en el comercio informal.

De acuerdo con el reporte elaborado por ALTO México, entre las mercancías favoritas para los ladrones se encuentran aparatos electrónicos como pantallas. Este segmento lo encabeza el hurto de videojuegos y consolas, que registra un aumento de 527 por ciento, seguido de tabletas y telefonía celular, con un alza de 393 por ciento durante los días de ofertas.

Aunque hay otros productos que se convierten en la joya de la corona para los delincuentes, que se adelantan a la demanda ante la llegada de la temporada invernal: los medicamentos.

En este sentido, Karina Soriano expone que el robo de jarabes para la tos y antigripales crece hasta 556 por ciento, pero por la cantidad que es extraída de forma ilegal, se puede determinar que no se emplean para consumo personal, sino para comercializar en el mercado informal, en donde comienza a elevarse su demanda.

A pesar de que se ha identificado cómo operan los grupos para cometer estos ilícitos, no existe un número exacto sobre las pérdidas causadas a los diferentes comercios por este acto delictivo, aunque las cifras pudieran ser alarmantes.

Durante el año pasado, los establecimientos comerciales registraron pérdidas por 160 millones de pesos en robos, cifra 15 por ciento superior a la que se presentó durante 2016, según datos de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD).

Los productos robados de cadenas y establecimientos como medicinas o fórmulas lácteas se comercializan en el mercado ilegal

Al respecto, Ivonne Montiel, vicepresidenta de marketing de Walmart de México y Centroamérica, asegura en entrevista que por ahora no cuentan con un número que indique si el robo dentro de sus tiendas va en aumento, se mantiene o disminuye.

Asimismo, la directiva añade que desafortunadamente son acciones ilegales que se cometen en todo el mundo, no sólo en el mercado mexicano.

“Tenemos presupuestos asignados en cada una de nuestras tiendas para seguridad y otros rubros como accidentes. Nos han tocado eventos desafortunados pero siempre ponemos primero a clientes y asociados”, puntualiza.

Reporte Índigo consultó a La Comer y Soriana para conocer su postura sobre el tema, pero no se obtuvo respuesta hasta el cierre de esta edición.

Las otras víctimas

En la mira de los delincuentes no sólo están los productos de los estantes de los diversos comercios. Los consumidores también suelen ser víctimas de estos sujetos que por lo general operan en grupos.

Los criminales aprovechan las grandes cantidades de personas que acuden a realizar una compra para robar teléfonos celulares, carteras u otros artículos de valor dentro de los automóviles.

Para evitar ser víctima de este ilícito, Karina Soriano recomienda a los compradores no perder de vista sus objetos personales, planificar su compra y sólo llevar a la tienda la tarjeta con la que vayan a realizar el pago de sus artículos, con el fin de evitar que los plásticos sean utilizados para realizar compras fraudulentas en caso de robo.

También aconseja ocultar objetos valiosos dentro de los autos y llevar de forma personal sus compras hasta el estacionamiento de los centros comerciales

La directora jurídica de ALTO México detalla que las bandas de farderos, como también se le conoce a los delincuentes que hurtan mercancía dentro de los comercios o cadenas minoristas, están integradas por entre ocho y diez personas

Los farderos se esparcen por el piso de ventas de las tiendas, donde cada uno tiene una tarea asignada. Algunos se encargan de solicitar información sobre productos para distraer a los trabajadores y policías.

Incluso, Karina Soriano declara que ALTO México ha detectado que algunas bandas fingen la pérdida de un menor con el propósito de mantener la atención del personal encargado de la seguridad en las tiendas.

“Es complicado pensar que una persona puede sacar una pantalla sin que nadie se dé cuenta, pero lo que sucede es que actúan de forma muy organizada”.

Consumidores en desventaja

El Buen Fin es una de las temporadas más esperadas por los consumidores en México, debido al abánico de ofertas, aunque también tiene un lado oscuro que da pie a las malas prácticas de algunas tiendas en línea.

Al respecto, Fiorentina García, cofundadora de Tec-Check, declara que la información sobre dispositivos tecnológicos que se comercializan en la red suele ser poco clara para consumidores.

La economista comparte que los precios de contado, con tarjeta bancaria o departamental están mezclados, mientras se ocultan las especificaciones técnicas de las mercancías.

La cofundadora de TecCheck también advierte que algunas tiendas instaladas en internet aprovechan para ofertar productos fuera de línea, pero a precios vigentes en el mercado, situación que significa un abuso para los consumidores

Por ello, y para evitar fraudes, recomienda verificar datos técnicos de los dispositivos antes de cerrar una compra.

Aunque se esperaría que en estos casos Profeco respaldara a los compradores, Fiorentina considera que su actuación deja mucho que desear, pues sus acciones apuntan a la resolución de un problema y no a evitarlo.

“Nos gustaría que la Procuraduría no fuera conciliador, pues espera a que primero ocurra la estafa antes de empoderar a consumidores y ayudarles a tomar una mejor decisión de compra”.

Encuentra más notas sobre