www.efekto.tv
Sábado 25 de Mayo 2024

Presidente del PRI, afirmó que su partido no es y no será una oposición desmoralizada

 

Alejandro Moreno, presidente del PRI, afirmó que su partido no es y no será una oposición desmoralizada, porque es un partido inteligente, que se repone pronto de sus fracasos. Al reunirse por primera vez desde que tomó posesión con los representantes de los medios de comunicación, el líder del tricolor manifestó su preocupación porque este […]


Alejandro Moreno, presidente del PRI, afirmó que su partido no es y no será una oposición desmoralizada, porque es un partido inteligente, que se repone pronto de sus fracasos.
Al reunirse por primera vez desde que tomó posesión con los representantes de los medios de comunicación, el líder del tricolor manifestó su preocupación porque este gobierno no da resultados y ha mostrado su peor cara.

Dijo que esta administración es de improvisación, de falta de claridad y de humildad. Además, está llena de exceso de triunfalismo, soberbia y arrogancia, que no le permite ver las cifras y los datos reales del país.

Señaló que el PRI como oposición no va a permitir ni permitirá que se arrebate al pueblo las libertades que durante años se han conquistado.
“El PRI no es, no ha sido ni será una oposición desmoralizada, el PRI está trabajando y como oposición no vamos a permitir hoy ni permitiremos mañana que se arrebate al pueblo de México las libertades que durante muchos años hemos conquistado. Luchamos por el respeto al Estado de derecho, la división de poderes y un sistema democráitico representativo donde se respeta el voto de los ciudadanos”.

Resaltó que el PRI trabajará para ser una oposición firme, clara, crítica, combativa y constructiva.

Insistió que el populismo no es el principal problema de este gobierno, sino su arrogancia que no le permite ver los errores que comete.

Advirtió que su partido será vigilante del gobierno federal y contrastará con otros datos el Primer Informe de Gobierno de López Obrador, cuyas cifras son alarmantes.
Como ejemplo, citó, la pérdida de 200 mil empleos, la cancelación de más de 5 mil comedores comunitarios, el incremento de la violencia, una economía con crecimiento cero y la adjudicación del 77 por ciento de los contratos de forma directa.