Efekto TV
Domingo 21 de Julio 2019 00:00:00

Una UE escéptica escuchará pedido de May para demorar Brexit


Crédito: AP Photo, Jean-Claude Juncker, Donald Tusk, El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, izquierda, saluda al titular del Consejo Europeo, Donald Tusk, durante una cumbre en el edificio Europa en Bruselas, el miércoles 20 de marzo de 2019. (AP Foto/Virginia Mayo)
Autor
|
23 de Marzo 2019
|

BRUSELAS (AP) — La primera ministra británica, Theresa May, intentará convencer a los líderes de la Unión Europea el jueves para que demoren el Brexit hasta tres meses, ante el caos de su plan para abandonar el bloque a apenas ocho días de la fecha prevista de salida.

May se reunirá con los jefes de gobierno de los otros 27 socios comunitarios en Bruselas un día después de pedir el retraso del Brexit hasta el 30 de junio.

El bloque está cansado de la telenovela política británica sobre el Brexit. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que supervisará la cumbre del jueves, señaló que una demora corta sería posible solo si la Cámara de los Comunes aprueba el acuerdo de divorcio forjado por May antes del 29 de marzo.

Pero esa es una tarea complicada. El parlamento británico rechazó el texto en dos ocasiones, por un amplio margen en ambas, por la oposición tanto de partidarios de abandonar la UE como de permanecer en ella.

May señaló que los legisladores tienen ante sí una “elección final”: su documento, una salida sin pacto que podría golpear a la economía, o cancelar el Brexit.

Pero la primera ministra enojó a muchos diputados con un discurso televisado el miércoles en la noche en el que culpó al parlamento del estancamiento. May dijo que los votantes estaban hartos de una saga que dura casi tres años: “Quieren que esta etapa del proceso del Brexit se termine. Estoy de acuerdo. Estoy de su lado”.

La dirigente no admitió responsabilidad alguna en el bloqueo y culpó a la cámara baja advirtiendo que si los parlamentarios no apoyan su acuerdo causarían “un daño irreparable a la confianza del público”.

El legislador conservador proUE Sam Gyimah calificó los comentarios de la líder de su partido como “tóxicos”.

“Recurrir al ‘juego de la culpa’ como está haciendo la primera ministra es un golpe bajo”, dijo.

Por su parte, Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, la principal fuerza opositora británica, se reunirá con altos funcionarios del bloque en Bruselas para tratar de convencerlos de que el Parlamento puede encontrar una alternativa al fracasado plan de May.

“Creo que sería posible alcanzar un acuerdo con la UE que asegure una relación económica cercana antes de las elecciones al Parlamento Europeo”, apuntó.

Encuentra más notas sobre