Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Alfredo Albíter Sánchez
24 de Nov 2021

El Pico del Pollo

Justo a tiempo

La época navideña y año nuevo, para la mayoría son tiempos de estar con la familia, de amor, de perdón, de recomponer caminos y corregir -en la medida de lo posible- algunas acciones…
Fiscalía de Justicia del Estado de México

El Pico del Pollo | 

Por: Alfredo Albíter Sánchez

Llegó el tiempo en donde la Fiscalía de Justicia del Estado de México (FGJEM) se aprovecha para mejorar “porcentajes de bateo” en lo referente al cumplimiento de órdenes de aprehensión, presentaciones y situaciones similares…

Son cuestiones de inteligencia y no,  las que se conjugan para cumplir con los mandatos, me explico. Se debe conocer la forma en cómo piensan quienes han cometido algún delito y pretenden evadir la responsabilidad ante la Ley y eso raya o entra en el tema de inteligencia.

No se trata sólo de “me latió”, supongo, creo o la costumbre me dice. Deben, los elementos de investigación, policías de investigación o similares, contar con elementos reales para lograr el objetivo y ser, además de cautelosos, precisos para aprehender a la o las personas en el momento…

Ahora bien, aunque parezca contradictorio -que no lo es- no basta únicamente con saber la forma en cómo piensan aquellos que infringen la ley, sino ponerle inteligencia -formas y fondos de los cuales no hablaremos por obvias razones- pero sí apuntamos, se requiere de sistemas, conocimientos y estudios…

Y para seguir en el tema, pues también se debe pensar en lo psicológico. ¿Dónde o cómo? Saber leer los tiempos, momentos y épocas. Lo mencionamos al inicio; llegó el tiempo…

La época navideña y año nuevo, para la mayoría son tiempos de estar con la familia, de amor, de perdón, de recomponer caminos y corregir -en la medida de lo posible- algunas acciones…

Son los momentos adecuados para lograr aprehensiones pues -insisto- muchos de quienes han infringido la ley buscan acercarse unos días, horas a familiares para calmar un poco la ansiedad de huir…

Insisto, no es sólo cuestión de suerte o “me latió”, es trabajo y tiempo, discreción y horas de espera, frío y más…

O sea, los policías se la juegan en serio para crecer cifras y ponerlas acordes a lo necesario.

Claro, hay elementos que se fletan y trabajan, que hacen las cosas como se debe y a ellos hay que reconocerles el esfuerzo, pues deben llegar justo a tiempo para no exponer de más su vida o evitar las llamadas “víctimas” colaterales, vaya, hacer un trabajo limpio.

La rabadilla del Pollo

Pollos en el tejado me dicen que en el Ayuntamiento de Toluca se han tomado muy en serio eso de, “ya no vale la pena meterse en broncas, pues ya nos vamos” y en algunas dependencias nadan de muertito esperando llegue el aguinaldo y la prima vacacional para decir adiós –caray, sonó como canción-.

Una de esas áreas es la policía. Esa inacción ya empoderó a grupos de ambulantes y se han dado a la tarea de salir para tratar de recuperar espacios que la Dirección de Gobierno les quitó por violentar la ley…

Quizás esto no generaría un problema mayor si estuviésemos hablando de otros tiempos, pero en época decembrina no bueno…

Por hoy, cierro pico.

Shalom.

Mi correo es: [email protected]

Más notas sobre