Efekto TV
Miércoles 20 de Marzo 2019 00:00:00

Slim en la era AMLO


El hombre más rico de México podría participar en proyectos clave que se desarrollarán durante este sexenio, gracias a la diversificación de sus negocios que van desde telecomunicaciones hasta el sector energético
Crédito: ,
|
17 de Diciembre 2018
|

“Hay disposición y van a seguir desarrollando proyectos juntos”

– Manuel González

Analista de Signum Research

En el pasado unieron fuerzas. Carlos Slim y el presidente de México han trabajado juntos y el lazo podría no romperse, a pesar de que Andrés Manuel López Obrador no pasa por su mejor momento con el sector empresarial.

Si bien el hombre más rico de México ha dejado claro que no es amigo del mandatario, también ha manifestado su interés en participar en algunos proyectos desde la filantropía, actividad a la que actualmente dedica la mayor parte de su tiempo.

Manuel González, analista de Signum Research, estima que la relación entre los dos hombres más importantes del país en este momento se mantendrá en buenos términos, aunque es difícil saber qué pueda pasar en el largo plazo.

“Carlos Slim es el empresario más rico de México y el Gobierno federal va a tener que hacer negocios con él, ya que es una valiosa fuente de inversión”, declara el especialista de Signum Research.

La joya del hombre de negocios de origen libanés es América Móvil, el gigante de telecomunicaciones en América Latina.

Pero su imperio se extiende hacia otras industrias. El conglomerado Grupo Carso agrupa Condumex, que gira alrededor del sector industrial y manufacturero; Grupo Sanborns está enfocado al consumo; Carso Infraestructura atiende al segmento de la construcción, y Carso Energy tiene su apuesta en el petróleo, gas y electricidad. A todas estas se suma Grupo Financiero Inbursa, que ofrece servicios de banca.

Esta estructura le ha permitido ser el empresario más acaudalado del país y el número siete a nivel mundial. De acuerdo con el Índice de Millonarios que realiza Bloomberg, la fortuna del ingeniero de 78 años asciende a cerca de 53 mil 800 millones de dólares

A pesar de su robusta cartera, para Manuel González está claro que Slim no es uno de los hombres de negocios favoritos de esta administración, pues no forma parte del Consejo Asesor Empresarial del presidente, aunque el experto tampoco prevé que se tomen medidas agresivas que pudieran afectar el desempeño de sus negocios o que las empresas de su propiedad reduzcan operaciones en México.

La columna vertebral

Los sectores de infraestructura y energía son dos de las industrias con las que el presidente López Obrador busca desarrollar las actividades económicas de la nación y Grupo Carso podría ser uno de los participantes.

Especialistas coinciden en que el hombre más rico de México podría apostar por su participación en pequeños proyectos, la construcción de carreteras, aeropuertos y hasta en las obras de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, a través de CICSA y Carso Infraestructura.

En tanto, Carso Oil & Gas tiene capacidad para arrendar equipos de perforación, participar en la exploración y producción de petróleo y en la generación de energía eléctrica.

Al respecto, Carlos Alberto Jiménez, investigador de la Escuela de Negocios de la Universidad La Salle, proyecta que la participación de las empresas de Slim se dará a través de la adjudicación de licitaciones.

“El presidente debe darse cuenta que el país no cuenta con los recursos para financiar todos los proyectos, como es el caso del sector petrolero, entonces va a necesitar de la iniciativa privada y seguro ahí estará Slim, quien es un hombre muy inteligente”, declara el académico.

Sin trato especial

El sector financiero ha estado en el centro del debate en las últimas semanas, luego de que el legislador de Morena Ricardo Monreal propuso eliminar algunas comisiones que los bancos cobran a los usuarios.

Respecto al tema financiero, Manuel González, de Signum Research, refiere que en caso de que esta propuesta viera la luz durante la presente administración, el Grupo Financiero Inbursa tendría afectaciones al igual que el resto de las instituciones de banca privada que operan en territorio nacional.

Tras las críticas a la medida, el presidente López Obrador dijo que, por lo menos durante los primeros tres años de su gobierno, no se tocaría más el tema.

No obstante, González descarta que el banco propiedad de Carlos Slim reciba algún trato que pudiera golpear sus operaciones, o en el caso contrario, recibir un apoyo especial.

“Inbursa tiene un peso importante y podría verse afectado si estas propuestas prosperan y en ese caso va a lidiar con esas situaciones como el resto de los bancos y tendrá que ajustarse a las nuevas condiciones de mercado”, manifiesta el analista.

Oportunidad para crecer

Carlos Slim es el rey de las telecomunicaciones en Latinoamérica, mercado donde ofrece servicios a través de América Móvil.

Sin embargo, en México a esta parte de su reino le falta el segmento de la televisión de paga.

En agosto del año pasado recibió el respaldo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para entrar a este sector, siempre y cuando finalice el proceso de separación de algunos de los negocios de Telmex, pues será su red de telefonía fija la que serviría para el tránsito de la señal televisiva.

+85 mil millones de dólares es la cifra más alta que ha alcanzado el patrimonio del empresario mexicano

Aunque algunas voces creen que esto ocurriría durante este sexenio, analistas coinciden en que la firma deberá mantenerse al margen de la regulación en su calidad de Agente Económico Preponderante, situación que podría retrasar una vez más el deseo del millonario.

A pesar del complejo panorama, el magnate tiene una oportunidad. Jesús Romo, analista de Telconomía, advierte que la compañía podría participar en el proyecto federal que apuesta por conectar a internet a todos los mexicanos.

“En esta administración Telmex era el proveedor en algunos puntos y podría extenderse, sólo falta conocer el diseño del programa porque aún no está definido”.

‘Amigos’ del pasado

Slim y López Obrador han colaborado en proyectos sociales. Cuando el político tabasqueño se desempeñó como Jefe de gobierno del entonces Distrito Federal y anunció la recuperación del Centro Histórico en 2001

En este programa al que también se integró el Gobierno federal, Slim fue designado presidente del Consejo y participó desde la Fundación Slim.

Diecisiete años más tarde, aun con las diferencias por la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el empresario se sumó a la recién creada Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural que promueve el presidente López Obrador.

Carlos Alberto Jiménez, de La Salle, advierte que estas alianzas en proyectos de impacto social se mantendrán a lo largo del sexenio, pues es una tendencia mundial.

“Es una forma de mantener acercamientos y Fundación Slim podría participar pues es activa en obras para reconstruir el tejido social, como sucedió en el Centro Histórico”.

Encuentra más notas sobre

POPULARES

Sorry. No data so far.