Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Redacción
05 de May 2021

Cohete chino fuera de control se aproxima a la Tierra

A través del sitio web Space Track, el Escuadrón de Control Espacial dará actualizaciones diarias sobre la ubicación del cohete chino.
2573508

El Pentágono, sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos, rastreó un cohete chino fuera de control que se aproxima a la atmósfera de la Tierra para reingresar a ella.

Las autoridades estadounidenses mostraron su preocupación acerca del sitio en el que podrían impactar los desechos de esta nave espacial.

Según previsiones del Pentágono, el cohete chino Long March 5B podría entrar en la atmósfera de la Tierra el próximo 8 de mayo.

Mike Howard, portavoz del Departamento de Defensa, informó que el Comando Espacial de Estados Unidos se encuentra rastreando la trayectoria del cohete.

Sin embargo, el punto exacto de entrada a la atmósfera de la Tierra no podrá ser identificado hasta dentro de unas horas después del reingreso a la Tierra del cohete.

A través del sitio web Space Track, el Escuadrón de Control Espacial dará actualizaciones diarias sobre la ubicación del cohete chino.

La nave espacial perdida fue usada por China para lanzar parte de su estación espacial durante la semana pasada.

Aunque la mayoría de los desechos espaciales se queman en la atmósfera, el tamaño del cohete en cuestión, que pesa 22 toneladas, genera preocupación acerca de que partes grandes puedan reingresar y causar daños al impactar en áreas habitadas.

¿Debemos preocuparnos?

Sin embargo, el astrofísico del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard,  Jonathan McDowell, dijo a CNN que esta situación “no es el fin del mundo”, y llamó a no tener pánico.

“No creo que las personas deban tomar precauciones. El riesgo de que haya algún daño o de que impacte a alguien es bastante pequeño, no insignificante, podría suceder, pero el riesgo de que te impacte es increíblemente pequeño. Entonces, no perdería ni un segundo de sueño por esto como una amenaza personal”, mencionó.

Según McDowell, en este punto del trayecto, es imposible señalar hacia dónde podrían dirigirse los escombros, debido a la velocidad con la que viaja al cohete.

También señaló que el océano es el lugar más probable en el que terminen los restos de la nave espacial, debido a que éste ocupa la mayor parte de la superficie de la Tierra.

“Si quieres apostar en qué lugar de la Tierra aterrizará algo, apuesta por el Pacífico, porque el Pacífico es la parte más grande de la Tierra. Es así de simple”, dijo el experto.

Más notas sobre