www.efekto.tv
Sábado 18 de Mayo 2024

Primer round. Inician debates presidenciales en Estados Unidos

 

El primer debate presidencial entre el candidato republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton, este lunes en la Universidad Hofstra en Nueva York, será el evento de campaña más difundido y visto en la historia del país.   Se estima que más de 100 millones de personas seguirán el debate, a través de todas […]


El primer debate presidencial entre el candidato republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton, este lunes en la Universidad Hofstra en Nueva York, será el evento de campaña más difundido y visto en la historia del país.

 

Se estima que más de 100 millones de personas seguirán el debate, a través de todas las plataformas tecnológicamente disponibles hasta ahora.

 

La radio y la televisión seguirán siendo los principales medios de comunicación para difundir el encuentro, pero Internet colocará el debate en múltiples aditamentos y lo hará prácticamente accesible desde cualquier lugar a través de teléfonos, tabletas, computadoras e incluso relojes electrónicos.

 

El debate, que será moderado por el periodista Lester Holt, se transmitirá en vivo por las cadenas de televisión abierta y de cable, incluyendo ABC, CBS, Fox, NBC, PBS, C-SPAN, CNN y MSNBC.

 

La mayoría de estas cadenas ofrecerán también su señal a través de sus sitios en Internet.

 

Las principales redes sociales, Facebook, YouTube y Twitter también lo transmitirán en sus plataformas.

 

De acuerdo con personas cercanas a las campañas de ambos candidatos presidenciales, consultados por el diario The New York Times (NYT), en tanto que la campaña de la demócrata Clinton dedicó los últimos cuatro días a pulir su estrategia, el republicano Trump se concentró sólo durante el domingo para el debate.

 

El conservador se prepara con menor devoción para el encuentro, en el que esencialmente actuará “como lo sienta”, reportó el NYT.

 

A juzgar por los debates durante la elección primaria, Trump podrá presentar dos facetas de su personalidad: uno, la más conocida, el agresivo combatiente que lanza insultos y que fanfarronea de sus supuestos logros como empresario como evidencia de su capacidad para gobernar un país.

 

La otra faceta, más rara, es la de un rival más mesurado, que responde a las críticas con argumentos y que es capaz de proyectar una imagen de estadista y de autocontrol.

 

El primer debate entre ambos candidatos tiene el potencial de ser decisivo en la recta final hacia las elecciones del 8 de noviembre, en momentos que hasta uno de cada cinco votantes se mantiene indeciso.

 

Clinton, de 68 años, llega al foro no sólo como la favorita, sino con una amplia experiencia en debates políticos, primero como candidata al Senado de Nueva York, después como aspirante presidencial contra Barack Obama en 2008 y en este ciclo electoral contra Bernie Sanders.

 

Entre sus activos destaca un conocimiento detallado de política doméstica gracias a su experiencia como primera dama de Arkansas y de Estados Unidos, como senadora y un manejo de asuntos de política exterior y diplomacia gracias a su gestión como secretaria de Estado.

 

Trump, de 70 años, llega al debate como el candidato presidencial más impopular de la historia pero impulsado por un electorado, mayormente blanco y molesto con los políticos tradicionales, que participó en números récords en las elecciones primarias.

 

Aunque ha sido ridiculizado por ser un neófito de la política e ignorante en temas domésticos e internacionales, Trump derrotó a 16 políticos profesionales para ganar la nominación republicana, abanderando, según sus críticos, políticas racistas y xenófobas.

 

EXPECTATIVA

 

El debate de este lunes genera gran expectativa, pues no se sabe la reacción que tomará el conservador en el debate, según señala el especialista de la UNAM, Dámaso Morales.

 

“Donald Trump no es precisamente un candidato que pueda describirse en un patrón de conducta… puede llegar un Trump muy tranquilo o un Trump iracundo; es particularmente complicado”, señaló Morales.

 

Este debate viene presidido de una fuerte polémica en México por la posición asumida por Trump contra los migrantes originarios de ese país, situación que se vino a agravar con la reunión que sostuvo con el presidente Enrique Peña Nieto el 31 de agosto en la Ciudad de México.

 

CONTRASTE

 

Morales aseguró que Clinton mantendrá una postura firme, como se ha desenvuelto en los debates anteriores, además de que tiene una plataforma de propuestas bien cimentada.

 

“Mi cálculo es que Trump no tiene una plataforma tan sólida como la que tiene Hillary Clinton. Le costará trabajo retransmitir al pueblo estadounidense un plan de trabajo”, expresó.

 

La personalidad de Trump, considerado como un showman, y la experiencia, además de la base electoral de Clinton, hará que más de 100 millones de personas vean este debate.

 

LANZAN EN MÉXICO CAMPAÑA CONTRA EL CONSERVADOR

 

Con la construcción simbólica de un muro fronterizo a escala frente a la columna del Ángel de la Independencia en la Ciudad de México (CDMX), la organización civil global Avaaz lanzó formalmente en el país la campaña “Gringos a Votar”, contra el candidato a la presidencia de Estados Unidos (EU) por el Partido Republicano, Donald Trump.

 

El movimiento, de acuerdo a Joseph Huff-Hannon, coordinador de campañas de Avaaz, tiene por objeto crear un bloque en contra de las aspiraciones del controvertido aspirante a la presidencia de EU, con los estadounidenses que viven fuera de la Unión Americana.

 

El activista reiteró que el urgente llamado a la comunidad estadounidense residente en México y de los mexicanos con doble nacionalidad para terminar con las aspiraciones a la presidencia del controvertido candidato republicano, tiene sustento en el peligro global que significaría el que ganara la contienda electoral.

 

(Con información de Notimex)

 

BPG