Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Redacción
13 de Abr 2020

Andrea Bocelli llena la desierta catedral de Milán de música para la esperanza

Andrea Bocelli y el organista, Emanuele Vianelli, fueron los únicos que estuvieron dentro de la catedral de Milán este domingo de pascua.
No disponible

El tenor italiano Andrea Bocelli interpretó un breve concierto en ocasión de la apertura del domingo de Pascua con temas elegidos del repertorio de música religiosa en la imponente catedral de Milán (norte), vacía por la emergencia de coronavirus, para dar esperanza al mundo en estos momentos.

El concierto de media hora y en directo, que fue retransmitido por las redes sociales del tenor; Bocelli dio inicio con unas palabras en las que explicaba que cree en “la fuerza de rezar juntos” y en la “Pascua como símbolo de renacimiento tanto para los creyentes como no creyentes en un momento en el que siente la necesidad”.

“La positiva y valiente Milán e Italia serán un modelo ganador y modelo del renacimiento que todos esperamos”, dijo Bocelli mientras se emitían las imágenes de una Italia vacía debido al Covid-19, pero que mostraba aún más todas su belleza.

Desde el interior, Bocelli comenzó su concierto “Music for Hope” acompañado únicamente por su voz y por el organista del templo, Emanuele Vianelli, al frente de uno de los órganos más grandes e imponentes del planeta.

La soledad de la catedral fue plasmada en un domingo de Pascua donde sólo Andrea Bocelli cantó para todo el mundo.

Mientras la cámara también mostraba los detalles de las maravillosas vidrieras de la catedral, Bocelli comenzó interpretando el tradicional “Panis Angelicus” y siguió el “Ave Maria” de Bach, el “Sancta Maria” de la ópera “Cavallería Rusticana” de Pietro Mascagni y el “Domine Deus” de Rossini.

Fuera de la catedral en una espectral plaza, Bocelli interpretó “Amazing Grace” de John Newton acompañado por las imágenes de las principales ciudades del mundo con París, Londres o Nueva York totalmente desiertas.

Sólo policías italianos, con cubrebocas, estuvieron presentes fuera de la catedral para que nadie se acercara mientras el tenor cantaba.

Bocelli durante una entrevista, adelantó que con esta “plegaria” musical quería pedir “por el don de la fe y la esperanza” de la humanidad, no solo durante la actual pandemia del coronavirus, sino para lo que viene después.

Más notas sobre