www.efekto.tv
Martes 24 de Mayo 2022

Banco politizado

Amado Amado Yáñez Osuna
 

Dentro de las principales líneas de investigación en contra de funcionarios y ex funcionarios de Pemex, se indaga sobre probables irregularidades en que habrían incurrido los tres ex directores generales en el caso de la contratista y prestadora de servicios petroleros.


Dobleces |

Por: Israel Mendoza Pérez

@imendozape

La venta de CitiBanamex entró en la espiral de la politización. Para la cuatroté es evidente que uno de los obstáculos que tiene en la mira es la empresa Oceanografía del empresario Amado Amado Yáñez Osuna. El pasado del empresario naviero y sus relaciones políticas son la excusa para machucar y distorsionar la venta de CitiBanamex. La cuatroté solo ve lo superficial.

El presidente ya tomó la delantera en la operación de venta de CitiBanamex. Incluso, sus declaraciones están por por encima del presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jesús de la Fuente Rodríguez. El presidente pidió primero “mexicanizar” al banco y ahora aprovechó para voletar el tema y señalar que luego de que un juez dictó medidas para frenar la venta de Banamex por el caso de Oceanografía, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que se facilitará su venta e incluso solicitará la intervención del Poder Judicial.

Y es que Oceanografía tuvo un historial de conflicto con instituciones financieras, Rabobank Group, el segundo banco más grande de los Países bajos presentó hace una década una demanda contra la empresa por una deuda de más de 220 millones de euros. En ese entonces el crédito fue otorgado a la empresa subsidiaria denominada Caballo Frion Arrendadora. Pero esos son asuntos pasados. Pero no cimbró el sistema financiero en Europa.

Recientemente Oceanografía celebró que haya “grupos mexicanos interesados en una institución financiera que nació en México, y que genera miles de empleos en nuestro país”, dijo la compañía en un comunicado.
López Obrador sólo ve una parte de la historia y comienza a darle el sesgo que necesita. Orilla el tema a la arena política, no a lo financiero ni a la regulación en la banca. Hasta el momento, no ha metido a Pemex a la investigación ni presente ni pasada.

El escándalo político se encuentra en el mismo camino, pero con distintos actores. En el expediente de Oceanografía están los nombres de los ex directores de Petróleos Mexicanos. Raúl Muñoz Leos (2000-2004), Luis Ramírez Corzo (2004-2006) y Juan José Suárez Coppel (2009-2012) todos ellos son investigados por probables irregularidades en que habrían incurrido en el caso Oceanografía.

También es investigado Jordy Herrera, ex director general de Pemex Gas y Petroquímica Básica, y quien de 2011 a diciembre de 2012 ejerció el cargo de secretario de Energía. Además del exlegislador y principal operador turbio Juan Bueno Torio.

Dentro de las principales líneas de investigación en contra de funcionarios y ex funcionarios de Pemex, se indaga sobre probables irregularidades en que habrían incurrido los tres ex directores generales en el caso de la contratista y prestadora de servicios petroleros.

Desde 2014, la institución bancaria no ha podido demostrar el supuesto fraude de 500 millones de dólares, realizado a partir de facturas irregulares y cuentas por pagar que involucraron a Pemex, hoy en manos de Octavio Romero. De nueva cuenta es un tema entrampado por la cuatroté y el desconocimiento de temas técnicos como es una operación financiera.

Más notas sobre