www.efekto.tv
Miércoles 25 de Mayo 2022

El ahijado de la 4-T

Arturo Reyes Sandoval
 

Los presuntos tintes de corrupción fueron expuestos en las últimas semanas por el presidente de la Confederación Nacional de Profesionistas y Jóvenes de México (Conapro), Silvio García Rodríguez, quien afirma que, a dos años de la encomienda, Reyes Sandoval no ha podido contener las malas prácticas, y, por tanto, se violentan los procesos de licitación.


Dobleces |

Israel Mendoza Pérez

@imendozape

Por los pasillos del Instituto Politécnico Nacional se habla, con insistencia, de los excesos del director Arturo Reyes Sandoval. Confiado en el supuesto “apadrinamiento” de la cuatroté, el funcionario tiene problemas con las adquisiciones para la institución académica. Al grado de crear una cofradía perversa con José Hipólito Rosas Medina y Silvia Atayde Yáñez, director y subdirectora de Servicios Generales.

Los presuntos tintes de corrupción fueron expuestos en las últimas semanas por el presidente de la Confederación Nacional de Profesionistas y Jóvenes de México (Conapro), Silvio García Rodríguez, quien afirma que, a dos años de la encomienda, Reyes Sandoval no ha podido contener las malas prácticas, y, por tanto, se violentan los procesos de licitación.

Entre sus argumentos, precisa que la Conapro llevó a cabo una revisión en la que se encontró que diversos funcionarios actúan “a modo” al momento de calificar a las posibles contratistas, por lo que finalmente saquean las arcas de la institución.

Uno de los ejemplos referidos fue el proceso IA-011B00001-E32-2022, del cual salió avante Joad Limpieza y Servicios, no obstante, el Órgano Interno de Control captó una petición para que se deje sin efectos el contrato resultante, y es que se asegura que la compañía no cumplió con la documentación requerida, por lo que debió ser descalificada.

Las supuestas irregularidades se localizarían en la integración de los grupos de trabajo, ya que no agregó supervisores a su propuesta; además de los excesos de precio, pues los fines de semana y días feriados se cotizaron 70 pesos por encima del límite permitido por la Secretaría de Hacienda, de Rogelio Ramírez de la O.

Sin embargo, el listado de irregularidades fue amplio una vez comenzada la vigencia del acuerdo, pues en días recientes al Área de Auditoría Interna, de Bernabé Núñez, a la Auditoría Superior de la Federación (ASF), de David Colmenares, y hasta la Función Pública, de Roberto Salcedo, llegó un documento en que también se desmenuzan supuestas causas para rescindir la relación con la empresa ligada a José Juan Reyes Domínguez.

El escrito señala estar suscrito por 75% de los administradores de las 105 instalaciones del politécnico, por lo que captó atención que apuntaran a peticiones para que las listas de asistencia sean llenadas como si estuviera activo el máximo personal posible, mientras en realidad se opera con los mínimos.

Asimismo, relataron que no han recibido maquinaria, equipo o uniformes, sin olvidar que se habrían sobrepasado los cinco días que marca la ley para que se comprobara que el total de la plantilla fue inscrita en el Seguro Social falta que debería traer consigo que se ponga reversa al acuerdo contractual.

El caso se complica aún más, pues de acuerdo con los responsables de los inmuebles, los pocos colaboradores que sí han sido contratados son tentados a trabajar doble jornada, pero con la advertencia que solo obtendrán salario por 10 días laborados del segundo horario; ante ello, no dudaron en poner reflector sobre el abuso, más aún al considerar que son mujeres y personas de edad avanzada que no saben leer o escribir.

A los detalles tortuosos hay que incluir que José Hipólito Rosas Medina y Silvia Atayde Yáñez, director y subdirectora de Servicios Generales, pidieron que se silencien las quejas o quienes las interpongan se quedaran sin empleo, según se dice, las “nuevas disposiciones” para prestar el servicio fueron dictadas desde la Dirección General del poli.