Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Israel Mendoza
01 de Abr 2020

Dobleces

La inocencia de Alfaro

alfaro-1-610x389

Dobleces |

En plena crisis de salud derivada de la pandemia del Covid-19 y con 94 casos detectados —hasta ayer— en Jalisco, ahora, el gobernador Enrique Alfaro se muestra bisoño ya que una empresa extrañamente lo dejó plantado con el pedido de 20 mil pruebas para detectar el coronavirus. Sin embargo, es la misma a la que le ha dado contratos millonarios y tiene denuncias en su contra por sobreprecios y opacidad en el desempeño de la empresa.

Hisa Farmacéutica S.A. de C.V., creada apenas en 1999 por Luis Alejandro Higuera de la Garza y Vicente Raymundo Salazar, dejó plantado al Gobernador con la compra de las pruebas. El mismo gobernador dijo que “misteriosamente”, la compañía les quedó mal, pese a la orden de compra por 20 millones 697 mil 880 pesos.

El sospechosismos es latente si se toman en cuenta las declaraciones de Jorge Carlos Ruiz, presidente de la Contraloría Ciudadana Independiente en la entidad, quien afirmó que Hisa Farmacéutica cerró operaciones en el estado en enero pasado y sus trabajadores “están en una empresa llamada Somecu Soluciones Médicas y de Curación S.A de C.V.”

En este enredo, Somecu recibió una factura por más de 2.5 millones de pesos por compras del gobierno de Alfaro apenas el 20 de marzo pasado. Mientras que el pedido de pruebas del Covid-19 con número 2020-000024 para Hisa Farmacéutica salió el 23 de marzo.

En su momento, Morena, en la entidad, reveló que ya habían denunciado a la empresa Hisa Farmacéutica S.A. de C.V. por comportamiento irregular en la compra de productos dentales a sobreprecio en pedidos de amalgamas dentales por valor de 4 millones de pesos y 1.6 millones en fresas odontológicas.

De acuerdo con Ruiz, la Contraloría Ciudadana Independiente y Hugo Rodríguez Díaz, dirigente estatal de Morena, ya presentaron denuncias formales en contra de la administración de Alfaro e Hisa Farmacéutica por irregularidades en la compra de materiales médicos, por lo que el secretario de Salud local, Fernando Petersen, también tendría que dar una explicación. Pues entre la coincidencia y la complicidad hay una delgada línea; este caso es uno de ellos.

Las denuncias se presentaron ante la Fiscalía de Especializada en el Combate a la Corrupción en Jalisco, que preside Ignacio De la Cruz Tovar, así como en la Auditoría Superior de la Federación, a cargo de David Colmenares, al tratarse de compras con recursos federales.

Lo anterior debido a que en diciembre pasado, las autoridades estatales pagaron 21.6 millones de pesos por la adquisición de insumos odontológicos, entre los que destacan las amalgamas dentales por 4 millones de pesos y las fresas odontológicas por 1.6 millones de pesos.

Ahora se sabe la existencia compras en las que la jefa de almacén de los Servicios de Salud de Jalisco, Blanca Zulema Martínez, firma documentos por otros funcionarios públicos. La Jefa de almacén ha sido señalada por avalar compras millonarias sin que haya registro de los mismos en bodegas y sin el visto bueno de otros servidores públicos.

Sin duda, Alfaro está en el ojo del huracán y ahora que las compras para el rubro de salud son fundamentales, no le caería mal la transparencia. Nada sería más lamentable que el desvío de recursos del sector en momentos en que se trata de superar la pandemia del coronavirus.

 

 

Israel Mendoza Pérez

@imendozape

Más notas sobre