Efekto TV

WWW.EFEKTO.TV

Sábado 22 de Febrero 2020 00:00:00
Capital Coahuila
Capital Querétaro
Capital Edo. de Méx.
Capital México
Capital Mujer
Reporte Índigo
Estadio Deportes
The News
Efekto
Green TV
Revista Cambio
  • Radio Capital
  • Pirata FM
  • Capital FM
  • Capital Máxima
Digital
Prensa
Radio
TV

Hace 44 años murió Lamberto Quintero


El asesinato del narcotraficante ocurrió después de una balacera en la que perdió la vida “El Chito" Lafarga. La familia Quintero y la familia Lafarga, tenían viejas rencillas por el contrabando de drogas en Sinaloa.
Crédito: Lamberto,
Autor
|
28 de Enero 2020
|

Lamberto Quintero Payán nació en la sierra de Badiraguato, Sinaloa y murió un 28 de enero de 1976, en el Salado, Sinaloa, tras una balacera en la que también falleció “El Chito” Lafarga. Es uno de los más famosos narcotraficantes mexicanos quien ha logrado este estatus heroico gracias al corrido sobre su muerte.

Familiar de Rafael Caro Quintero, considerado uno de los narcotraficantes más famosos de México, que estuvo preso y fue liberado en septiembre del 2013 luego de haber pasado 28 años tras las rejas. Actualmente tiene una orden de aprehensión en su contra, por lo que se considera prófugo de la justicia mexicana.

La canción se escribió un libro en 1991 y fue la que lo convirtió en leyenda narra la historia de su muerte, un argumento secundario en la historia de la rivalidad entre las familias Quintero y Lafargas.

Una matanza al azar incitó una lucha entre las familias que duró varios años y terminó con la exterminación total de los Lafargas.

El incidente más famoso de la rivalidad familiar se ha reflejado en el corrido y en una película del mismo nombre; los dos describen la muerte de Lamberto Quintero y el subsecuente tiroteo que tuvo lugar dos días después.

La narcocorrido presenta a Lamberto Quintera de modo único:

“Un hombre fuera de serie / alegre y enamorado / platicando con su novia / él estaba descuidado / cuando unas balas certeras / la vida le arrebataron”

Antonio Aguilar.

Según la letra, fue una persona muy especial y se exhibe de manera inocente, de ese modo inmortalizándolo y justificando la siguiente venganza que acabaría con la familia Lafarga.

Lamberto Quintero se encuentra en una cripta de cristal en el panteón Jardines del Humaya en Culiacán, Sinaloa.

Anteriormente alrededor de la foto se encontraban varios casquillos percutidos de AR-15. Esos casquillos en su tumba, representaban aquellos que terminaron con su vida, pero dieron pie al nacimiento de una leyenda.

Encuentra más notas sobre