www.efekto.tv
Jueves 07 de Julio 2022

Laura Bozzo a prisión preventiva tras problemas con SAT

 

Laura Bozzo deberá acudir al reclusorio en próximas horas tras no acreditar fehacientemente cuál es su domicilio permanente.


Ayer, la presentadora Laura Bozzo fue vinculada a proceso con prisión preventiva tras cometer un delito fiscal que rebasa los 12 millones de pesos y luego de no acreditar ante la autoridad fiscal cuál era su domicilio.

De acuerdo con los primeros reportes, Bozzo vendió ilegalmente un inmueble que estaba embargado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el cual garantizaba el pago de un adeudo por 13 millones 769 mil pesos.

Las autoridades indicaron que este delito fiscal se conoce como depositaria infiel y se castiga con una pena de tres hasta nueve años de cárcel.

Asimismo, el Juez a cargo de la audiencia, y a petición de la Fiscalía General de la República (FGR), ordenó prisión preventiva justificada en el Reclusorio de Santiaguito, en Almoloya de Juárez.

Lo anterior significa que Laura Bozzo deberá acudir al reclusorio en próximas horas tras no acreditar fehacientemente cuál es su domicilio permanente, por lo que hay riesgo de fuga.

Esta determinación se produce, también, tras la aparición de Laura Bozzo en su talk show por medio de redes sociales, en las que mostró un look totalmente diferente.

La famosa peruana conocida por popularizar la frase “‘¡Qué pase el desgraciado!” se mostró con un nuevo corte de cabello con que se despojó de unos cuantos años. También cambió un poco la tonalidad haciéndose aún más rubia.

En las imágenes compartidas por la famosa, lució lentes oscuros y se vistió con un body negro ajustado. En el texto prometía nuevas sorpresas para agosto aludiendo a nuevos proyectos en pantalla.

El actor mexicano Raúl Sandoval, excompañero del reality de baile de Televisa, fue uno de las primeras en reaccionar a su nueva apariencia.

“Puro estilo derrochas mi reina!”, a lo que otro seguidor comentó si se trataba de una burla o de su buen sentido del humor.

La nueva apariencia de Laura Bozzo, quien se acerca a los 70 años de edad, generó también críticas y hasta memes de quienes se aventuraron a opinar que la presentadora de origen peruano parecía un transformista.