Capital Media – Efekto TV
Jueves 17 de Enero 2019 00:00:00

Sedema ‘avienta la bolita’ de Mobike a Semovi


La Secretaría del Medio Ambiente negó ser la responsable sobre la regulación del funcionamiento del servicio de las bicicletas Mobike, en un oficio señaló que la Secretaría de Movilidad es la que debe rendir cuentas sobre su reglamentación
Crédito: ,
|
06 de Noviembre 2018
|

En la colonia Polanco, una bicicleta de la empresa Mobike fue abandonada por un usuario entre las ramas de un árbol de la calle Gandhi y rescatada por un elemento de policiaco de la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad de México (SSP).

El episodio es sólo un ejemplo del caos permitido por el gobierno de la Ciudad de México a esta operadora de bicicletas chinas cuyas reglas de funcionamiento son nulas y de la que tampoco se conocen los resultados de la prueba piloto en la que participaron.

La Semovi no ha transparentado el estatus actual de la empresa Mobike y bajo qué reglas o condiciones funciona

Luego de varias semanas de presionar y exigir transparencia en los eventuales permisos o contratos que se estén gestionando a favor de la empresa Mobike, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la capital respondió a los vecinos que el asunto no es de su incumbencia sino de la Secretaría de Movilidad (SEMOVI), que se mantiene hermética al respecto.

A través de un oficio, la Sedema explicó a los integrantes de la Asociación de Residentes de la Hipódromo Condesa y vecinos de las colonias Juárez y Roma, que no es competente para conocer el asunto.

“Quien es la autoridad para pronunciarse es la Secretaría de Movilidad”, puntualizó en el documento.

Además indicó que si bien cuenta con facultades para diseñar estrategias y proyectos necesarios para fomentar el uso de la bicicleta como un modo de transporte para los habitantes de la megalópolis, no se encuentran las de “regulación” del desarrollo de la movilidad en la ciudad.

Sin embargo, la Semovi, que encabeza Carlos Meneses, no ha transparentado el estatus actual de la empresa Mobike, bajo qué reglas o condiciones funciona, ni el beneficio que recibe el gobierno de la Ciudad o los vecinos de las zonas donde funciona el servicio de transporte.

En Polanco y la Condesa, es usual ver “abandonadas” en cualquier lugar las reconocidas bicicletas color naranja.

Luego de las quejas de los vecinos de diversas colonias, quienes acusaban la obstrucción de banquetas, entradas del metro y hasta accesos particulares, la firma Mobike arreció el operativo a partir del cual un transporte pasa eventualmente a levantar las bicicletas.

Termina gobierno y no hay respuesta

A finales de septiembre, colonos de diversas zonas de la capital entregaron un documento dirigido al jefe de gobierno José Ramón Amieva en el que solicitan información y reclaman la falta de reglamentaciones para el funcionamiento de Mobike

“El concepto de esta modalidad es que el usuario puede dejar la bicicleta en cualquier banqueta, parque, camellón, rampa para minusválido, acceso a los edificios, casas y negocios mientras no se salga del perímetro que arbitrariamente negociaron con el gobierno de la Ciudad de México sin tomar en cuenta a vecinos, ni a sus representantes vecinales, ni a la delegación Cuauhtémoc”, detallan en el escrito.

“Mobike negoció con bandera de movilidad que ha generado anarquía; su estrategia comercial va sobre el segmento de usuarios del metro y transporte público, no sobre los automovilistas”, precisan en el oficio de finales de septiembre en poder de Reporte Índigo.

Mobike es una compañía de origen chino que no requiere de cicloestaciones, como en el caso del sistema Ecobici que puso en marcha en la capital desde el 2010 Marcelo Ebrard Casaubón.

Sin embargo, el concepto que le permite a cualquier persona utilizar una bicicleta para transportarse hasta el metro o metrobús y dejarla en ese lugar sin necesidad de acudir a una estación, está generando caos por falta de regulación.

En febrero de 2018 llegó a la capital en la zona de Polanco, en la alcaldía Miguel Hidalgo y actualmente se les ve en otras zonas como las colonias Juárez, Roma, Hipódromo Condesa, Condesa, Nápoles y Del Valle, en las alcaldías Cuauhtémoc y Benito Juárez.

En ese documento del 26 de septiembre pasado, los vecinos pidieron a Amieva Gálvez abrir al público las presuntas pruebas piloto por las que pasaron estas bicicletas, así como los patines del diablo eléctricos en renta que se observan en la calle.

Además, que se instalen mesas de trabajo en las que participen los vecinos de las colonias afectadas en las que funcionan dichas bicicletas y patinetas; también se solicitó se publiquen en la página de internet del Gobierno de la Ciudad de México todos los documentos presentados por Mobike y las otras empresas beneficiadas con la prueba piloto que se publicó en la Gaceta Oficial del 14 de marzo de 2018.

Exigieron también que se contrate una póliza del seguro de cobertura amplia que proteja al usuario para su revisión, así como el padrón de bicicletas que han participado en la prueba piloto.

Residentes de la Condesa, Juárez y Roma, han exigido una explicación a la autoridad por la obstrucción que las bicicletas causan en banquetas y puertas de domicilios

Rafael Guarneros de la Asociación de Residentes de la Hipódromo Condesa, señaló que ante el silencio de las autoridades, los vecinos con el apoyo de especialistas revisan diversas leyes y reglamentos a fin conocer a detalle la ley y solicitar de manera oficial sanciones por omisión en el cumplimiento de sus responsabilidades como servidores públicos.

Sin embargo, el gobierno de José Ramón Amieva está por terminar en un mes y todo parece que entregarán la administración sin rendir cuentas claras de este problema que aqueja todos los días a los habitantes de las colonias en las que opera este servicio junto con el de los patines del diablo eléctricos que también ha proliferado.

El 5 de diciembre próximo, Claudia Sheinbaum Pardo asume el gobierno de la Ciudad de México.

Mientras tanto, el silencio de la autoridad y el caos de Mobike sigue.

Encuentra más notas sobre