Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Redacción
29 de Ene 2018

Alcaldes en la línea de fuego

En los últimos 12 años 114 ediles han sido asesinados. Los comicios del próximo 1 de julio podrían recrudecer la violencia contra ellos
Imagen ilustrativa de Reporte Índigo

Los alcaldes son el eslabón más débil de los gobiernos frente al crimen organizado. En los últimos 12 años 114 ediles han sido asesinados. Los comicios del próximo 1 de julio podrían recrudecer la violencia contra ellos

Enrique Vargas del Villar, presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), asegura que la grave crisis de vulnerabilidad de los alcaldes ante la violencia, es una llamada de alerta de cara a las próximas elecciones, por lo que es muy necesario un mayor compromiso por parte de la Federación para proteger a los alcaldes y asegurar el buen desarrollo de los comicios.

La Asociación Nacional de Alcaldes ha propuesto que los ediles puedan tener una línea directa con la Secretaría de Gobernación, en caso de situación de riesgo para que exista una intervención inmediata de las fuerzas federales: “Es un año electoral, es un año en donde estas bandas delictivas se quieren hacer más presentes para poder seguir controlando algunas de las zonas y poder meter miedo a la ciudadanía en estas próximas elecciones”.

La ANAC, ha venido pugnando ante el poder ejecutivo por el establecimiento de un protocolo de seguridad para los alcaldes, quienes son los funcionarios más expuestos al embate de los grupos criminales.

“Somos el nivel más importante de los 3 niveles de gobierno, somos los que tenemos la cercanía con la ciudadanía”, apunta.

El clima de violencia impacta en la imagen de México en el exterior,  y frena las inversiones en el país. “El 2017 ha sido el año más violento en los últimos 20 años, lo cual es un tema muy delicado para el país por como nos ven en el extranjero. Los foráneos ven cómo asesinan alcaldes en el país y por lo tanto no quieren traer sus inversiones”.

Para el secretario general del PRD, Ángel Ávila, el principal factor de la vulnerabilidad y la violencia en contra de los alcaldes es el poco compromiso del Estado en los municipios, los cuales viven en muchas ocasiones un claro abandono.

“Están en el peor de los mundos, son gobiernos que están abandonados a la suerte del crimen organizado y vemos que en plena época preelectoral el narcotráfico trata de hacerse de algunos territorios y por supuesto eso implica atemorizar, hacer a un lado a personas que no quieren someterse a su poder.

“Parte de que el crimen haya avanzado es que toma a veces la función del Estado. Donde no hay Estado, ese vacío institucional lo llenan los cárteles”, afirma Ávila.

También se suman otros factores como la impunidad para quien comete un asesinato, la corrupción en las corporaciones policiacas y en los órganos de procuración de justicia y la escasa capacidad de los municipios para enfrentar la delincuencia.

“Si el Gobierno federal no le quita las ganancias al crimen organizado, ellos tendrán capacidad para comprar, para corromper jueces, autoridades, policías y si no se les detiene el tráfico de armas, evidentemente tendrán poder de fuego”.

Con información de Carlos Salazar

smg

Más notas sobre