www.efekto.tv
Sábado 18 de Mayo 2024

Joven mexicana estudia en la Antártida el cambio climático

 

Sandra Guzmán viajó al Polo Sur y fue testigo de los estragos que está provocando este fenómeno en nuestro planeta


El cambio climático es uno de los grandes enemigos a vencer para asegurar el futuro de la vida en la Tierra, sus efectos están haciendo estragos en nuestro planeta, ejemplo de ello es el deshielo de los polos. Tanto en el Ártico como en la Antártida, la masa de hielo ha disminuido en las últimas décadas.

El deseo de fomentar acciones a favor del medio ambiente, motivaron a Sandra Guzmán a convertirse en la primera científica mexicana en adentrarse en la Antártida para estudiar los efectos del cambio climático.

“Tuve la oportunidad de conocer el programa Homeward Bounden (Regresando a casa), una iniciativa australiana que nace con el objetivo de fortalecer el liderazgo de las mujeres en las ciencias. El programa dura 12 meses y concluye con una visita a la Antártida y la idea no es sólo visitarla y conocer el territorio, sino también poder conocer todo lo que se está llevando a cabo en términos de investigación”, explica Guzmán en entrevista para Reporte Índigo.

La científica mexicana describe a la Antártida como un lugar “energético, mágico y muy diverso”. Durante 21 días, Guzmán recorrió la península antártica, conoció islas y visitó seis bases científicas: dos de Argentina, una de China, dos del Reino Unido y una de Estados Unidos. “Llegar hasta allá no fue sólo un sueño, sino también una gran oportunidad y un privilegio en todos los sentidos”, cuenta la científica.

Guzmán resalta tres grandes problemas de la Antártida, por un lado, dice, hay un incremento en el derretimiento de los glaciares que es importante porque el Polo Sur tiene 80% de las reservas de agua dulce y se pueden agotar. El derretimiento provocará un incremento en el nivel del mar porque es agua que se integra a las masas existentes, lo que afectará muchas zonas costeras y a países que dependen de la pesca y el turismo, como es el caso de México.

“El cambio climático lamentablemente llegó para quedarse, es decir, lo que estamos viviendo ahora es producto de la actividad humana de hace 50 años y lo que estamos provocando ahora es algo que afectará en los próximos años y ese es un fenómeno que llama a la acción urgente porque estamos viendo que hay desaparición de especies”, opina Guzmán.

La investigadora asegura que los pingüinos están sufriendo porque el cambio climático afectó su cadena alimenticia. Estos animales se alimentan de un pequeño crustáceo que se llama Kril y, a raíz del aumento de las temperaturas, los niveles de reproducción del crustáceo han disminuido y eso hace que los pingüinos tengan que nadar muchos kilómetros para conseguir alimento. Resultado de eso, los pingüinos se están muriendo de hambre.

La experta recomienda analizar el tipo de actividades que realizamos día con día, desde el uso intensivo de la energía, hasta los productos que consumimos. Por ejemplo, dice, la energía que usamos en México y en gran parte de los países se sigue basada en el uso de combustibles fósiles lo que afecta el ambiente.

Otro tema importante que no debemos dejar a un lado es el de los residuos, fomentar una cultura del reciclaje, reducir el consumo de plásticos, separar la basura en orgánica e inorgánica. “Porque además es una tema de adaptación, como humanidad somos muy vulnerables y nos estamos acabando los recursos, por ejemplo, la producción del agua es uno de los grandes retos que vamos a tener”, señala Guzmán.

Para ella, México tiene absolutamente todo lo necesario para sobresalir como una potencia mundial, pero sobre todo para convertirse en una potencia ecológica. Tiene los recursos, el capital humano, biodiversidad, mares, montañas, ríos y “una riqueza en cultura única y envidiable”.

Información de José Pablo Espíndola/Reporte Índigo

smg