Efekto TV

WWW.EFEKTO.TV

Viernes 17 de Enero 2020 00:00:00
Capital Coahuila
Capital Querétaro
Capital Edo. de Méx.
Capital México
Capital Mujer
Reporte Índigo
Estadio Deportes
The News
Efekto
Green TV
Revista Cambio
  • Radio Capital
  • Pirata FM
  • Capital FM
  • Capital Máxima
Digital
Prensa
Radio
TV

Suben precios en Oaxaca, ante la escasez de alimentos, dinero y combustible tras el sismo


Algunos productos han triplicado su valor: un cartón de huevo tiene un “precio base” de 100 pesos, pero al final el producto se lo lleva el mejor postor
Crédito: Cientos de afectados por el sismo de magnitud 8.2 del jueves pasado han perdido sus viviendas y bienes en Juchitán, y ahora enfrentan escasez hasta de alimentos. Foto: Cuartoscuro,
Autor
|
12 de Septiembre 2017
|

Los daños por el terremoto del jueves pasado se concentran en cinco municipios de la zona del Istmo de Tehuantepec, y el recuento no oficial de los daños supera las 20 mil viviendas destruidas y 76 fallecidos, solamente en esa región.

Escasean servicios básicos como agua potable, alimentos, insumos médicos, medicinas y el combustible.

En Juchitán de Zaragoza, una de las poblaciones más afectadas, sus habitantes duermen en las calles frente a sus viviendas en ruinas, cuidando lo poco que les queda, ya que se les ha dicho que un grupo de sujetos se dedica a saquear las casas.

En la comunidad se han instalado campamentos familiares y refugios temporales, acondicionados con lonas, plásticos y cartones.

Las tiendas de todos tamaños permanecen cerradas, algunas por daños severos en sus estructuras y otras ante el temor de saqueos.

En el mercado municipal, algunos productos han triplicado su valor: un cartón de huevo tiene un “precio base” de 100 pesos, pero al final el producto se lo lleva el mejor postor.

Las medicinas escasean, ya que las farmacias no están abiertas. Los hospitales están saturados y la atención médica se recibe mediante unidades móviles enviadas por los gobiernos federal y estatal.

Los cajeros automáticos no tienen efectivo, ya que las camionetas de valores no han ido a rellenar las máquinas. Además, el combustible también se acaba y los automovilistas deben hacer largas filas en localidades donde todavía hay.

Información de Xavier Rodríguez

dgp

Encuentra más notas sobre