www.efekto.tv
Sábado 02 de Marzo 2024

Organizaciones educativas rechazan que se cambien las leyes secundarias de Reforma Educativa

Unión Nacional de Padres de Familia
 

Diversas organizaciones como Mexicanos Primero, Suma Por la Educación, la Unión Nacional de Padres de Familia, Enseñanza por México, Alianza de Maestros y Cumbre de Líderes en Acción por la Educación (CLASE), entre otras, enviaron una carta al Senado de la República para expresar su preocupación por las reformas a las leyes secundarias de la […]


Diversas organizaciones como Mexicanos Primero, Suma Por la Educación, la Unión Nacional de Padres de Familia, Enseñanza por México, Alianza de Maestros y Cumbre de Líderes en Acción por la Educación (CLASE), entre otras, enviaron una carta al Senado de la República para expresar su preocupación por las reformas a las leyes secundarias de la reforma educativa, que se pretenden avalar.

Indicaron que estos cambios, que ya fueron aprobados en la Cámara de diputados, van en contra de la propia Constitución y del derecho de la educación.
En la misiva señalan que el Artículo Tercero Constitucional establece que la admisión a la carrera de maestros y maestras debe llevarse a cabo mediante procesos de selección públicos, transparentes, equitativos e imparciales.

Asimismo, garantiza el derecho a la educación de excelencia, incluyente, intercultural e integral para niñas, niños, adolescentes y jóvenes (NNAJ) en México.
Indicaron que dar prioridad a los egresados de las normales públicas, de la UPN y de los centros de actualización para la asignación de plazas, significa darle prioridad a un grupo en particular y no atiende el principio de equidad e igualdad que se menciona en la Constitución para los procesos de selección de docentes. Es crucial modificar los artículos 35, 39 y 40 en el dictamen a revisión de la Ley General del Sistema de la Carrera de Maestros y Maestras.

Señalaron que abrir espacios para que los sindicatos puedan interferir en el orden de los puntajes de los perfiles docentes idóneos para el ingreso o la promoción, vulnera los principios de imparcialidad, transparencia y promueve regresar a vicios del pasado, con el riesgo de tráfico de influencias y sujeción a los representantes sindicales, y no el criterio de interés superior de la niñez, como marca el Artículo Tercero, que son los “conocimientos experiencia y aptitudes para el aprendizaje y desarrollo integral de los educandos”.

“Reconocemos a las maestras y maestros comprometidos con el aprendizaje y como agentes fundamentales para el proceso educativo, por lo que exigimos que se cumpla su derecho constitucional de contar con un Sistema integral de formación, capacitación, y actualización retroalimentada por evaluaciones diagnósticas.

“Asimismo, que se haga efectivo en la legislación secundaria el derecho a la imparcialidad, la universalidad y la igualdad de oportunidades para formar parte de la Carrera de Maestras y Maestros y avanzar por ella sin restricciones arbitrarias sino por su dedicación y desempeño”.

Destacan que no se dignifica la profesión docente estableciendo cuotas para ocupar plazas y menos poniendo el destino de cada maestra y maestro en la identificación o lejanía con la dirigencia sindical del momento; por el contrario, esas medidas agravian a la profesión, someten a los maestros y oscurecen el derecho de los niños.