www.efekto.tv
Sábado 13 de Agosto 2022

Pareja toma foto a niño trabajando en Guadalajara y desata críticas

 

La fotografía provocó una lluvia de críticas contra las personas a quienes bautizaron como “Whitexicans privilegiados”.


En Twitter se hizo viral una imagen que muestra a una pareja mientras le toma una foto a un niño que se encuentra trabajando en el piso, en el centro de Guadalajara, Jalisco, lo que provocó una lluvia de críticas contra las personas a quienes bautizaron como “Whitexicans privilegiados”.

Y es que en la imagen se aprecia cómo una se detiene a tomarle una fotografía a un niño cantante que pide dinero en Guadalajara desde el piso y cerca de la Catedral de la entidad.

Por lo que usuarios de internet consideran que la pareja cayó en un acto racista. Incluso señalaron que habían ejercido violencia contra el menor de edad tanto por fotografiarlo como por exhibirlo en sus redes.

En diferentes ocasiones usuarios de internet han hecho virales historias de whitexicans. Según su criterio, estas personas emiten opiniones racistas y desinformadas acerca de personas indígenas,
afrodescendientes y de la clase trabajadora.

El caso más reciente es el de una pareja que tomó una fotografía a un niño que pedía dinero a cambio de cantar. Esto ocurrió en Guadalajara, Jalisco. Internautas tomaron una fotografía de la pareja mientras tomaban la fotografía del menor de edad.

Según periodistas de Jalisco, hay un grupo de menores de edad que se reúnen fuera de la Catedral de Guadalajara. Algunos cantan y otros bailan a cambio de unas monedas.

Incluso hay videos en los que influencers han cantado con algunos de estos niños; a cambio de las monedas algunos de los chicos ofrecen dulces.

En cuanto a la pareja que tomó la fotografía, se desconoce si se trata de turistas extranjeros o de personas que pertenecen a algún estado de la República Mexicana.

“Al parecer la gente privilegiada jamás había visto un niño pobre”, señaló un usuario en Twitter.

Usuarios señalaron que tomar la fotografía fue un acto racista en contra del menor de edad.

“Un menor de edad que trabaja ya es víctima de explotación. Por tanto, ser fotografiado y exhibido por personas blancas en redes sociales también se considera un acto lascivo tanto por su color de piel como por la invasión a su intimidad”, escribieron.

Hasta el momento no se ha logrado identificar a la pareja que tomó la fotografía del menor de edad.