www.efekto.tv
Martes 24 de Mayo 2022

El periodismo en riesgo

UNESCO pide a México esclarecer asesinatos de periodistas
UNESCO pide a México esclarecer asesinatos de periodistas 

Urge que este gobierno deje de lado sus cortinas de humo y se ponga a trabajar. Urge que el Presidente de la República corrija su actuar y cesen las agresiones en contra de los periodistas.


Kenia López Rabadán*

La situación de violencia que viven los periodistas en México, es preocupante. En tres años del gobierno de Morena se han asesinado a más de 50 periodistas, sin embargo, parece que el único que no quiere ver la violencia que sufren quienes ejercen la libertad de expresión y de prensa en nuestro país, es el propio Presidente de la República.

Los periodistas corren un grave riesgo en nuestro país, la persecución que sufren por parte de la delincuencia organizada y de las autoridades, la estigmatización desde el micrófono presidencial y la falta de respuestas por parte del propio gobierno, han ocasionado que la libertad de expresión y de prensa, sean peligrosos de ejercer.

México ha recibido reiteradas observaciones de diversas organizaciones nacionales e internacionales, así como de organismos defensores de derechos humanos. Por ejemplo la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, advirtió que: “desafortunadamente, en ocasiones, funcionarios han contribuido al clima de miedo en el que trabajan al denigrar a los periodistas y la relevancia de su trabajo”. También la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Secretario de Estado y diversos legisladores de Estados Unidos de Norteamérica y ahora el Parlamento Europeo han expresado su preocupación. Las recomendaciones internacionales, lamentablemente, no son nuevas.

La comunidad internacional ha insistido muchas veces en que el Estado mexicano ha fallado en destinar mayores presupuestos para la protección de los periodistas, en la implementación de políticas públicas para salvaguarda la vida de quienes ejercen el periodismo y al estigmatizar su trabajo. A ello, se le suma la vulneración sistemática que se da desde la palestra presidencial a los derechos a la libre expresión y prensa y al exhibir innecesariamente a los periodistas y a los medios de comunicación. Sin duda, ha fallado en garantizar justicia y seguridad y al perpetuar la impunidad.

Que el gobierno mexicano realice un documento que su contenido tenga calificativos como: “corrupción, mentiras e hipocresía”, “borregos”, “reaccionaria y golpista”, “silencio cómplice”, “panfleto” e “injerencista” es una muestra de intolerancia y de incapacidad del gobierno de garantizar los derechos de los periodistas y a cambio de eso, ofende al Parlamento Europeo.

Es vergonzoso para los mexicanos este comunicado. No sólo porque es una afrenta a la comunidad internacional, sino porque está lleno de rencor, odio y frustración. Hasta incongruente resultó ser este comunicado presidencial, donde se puede leer: “Aquí no se reprime a nadie, se respeta la libertad de expresión y el trabajo de los periodistas”. Lamentablemente, es bien sabido que lo que menos hace este gobierno es respetar el trabajo de los periodistas. 

Urge que este gobierno deje de lado sus cortinas de humo y se ponga a trabajar. Urge que el Presidente de la República corrija su actuar y cesen las agresiones en contra de los periodistas.

*Senadora. Presidenta de la comisión de Derechos Humanos