Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Alfredo Albíter Sánchez
05 de Mar 2020

Qué no sabemos

E8845A1B-D0E8-4D87-BA76-5CEC776E88F5

El Pico del Pollo | 

No sé si sólo es percepción de este alado, de unos cuantos o cada día somos más y no nos callarán. Sonó a canción de protesta setentera, pero por ahí andan las cosas hoy que estamos llenos de propuestas y contrapropuestas, los partidos políticos se dedican a mandar mensajes sumamente cifrados para convencer a sus militantes y a contras. Me explico. Los mensajes internos llevan un alto contenido de carga emocional. Se dejó de lado el, muy redituable hace 20 años, vamos a ganar, porque somos los mejores, los más organizados y bla, bla, bla, para tratar de fijar en la mente de sus seguidores que son poseedores de datos y cifras exclusivas para ellos y que nadie más tiene. Obviamente, esos números le son favorables, al grado de nadar de muertito hasta llegado el momento de elegir a nuevos candidatos…Por el otro lado, está la disposición de veladamente, mostrar cómo, quienes hace un año estaban arriba han descendido en las preferencias de electores. Es cierto o existe algún método, forma o conjuro para conocer cifras que al resto de los mortales no está vedado o simplemente ellos, los líderes de partido, han encontrado una fórmula que hace que sepan cosas que nosotros no sabemos.

La rabadilla del Pollo

Pollos en el tejado me dicen que por desgracia la petición y lucha de alumnos por frenar agresiones a mujeres en la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) la están politizando intereses ajenos a resolver esta situación…Además de ser una acción bastante reprobable y absurda, grupos de interés por meterse a la Máxima Casa de Estudios han puesto en marcha estrategias que, incluso, reclaman la aplicación de recursos, vaya pues, meterle lana para incidir en la vida de esta institución. Tan mezquinos son que, de plano, la agresión a mujeres no les importa, pues justamente en el miedo fincan parte de la estrategia para ganar espacios de maniobra al interior…No hablamos de personajes ficticios o supuestos, tienen nombre y apellidos y han sido ya detectados por las autoridades universitarias. El punto es hasta dónde se atreverán a cerrarles el paso, dar a conocer lo que están haciendo, denunciarlos y poner un alto, que además sirva de ejemplo para quien, externo, quiera meter la mano en la UAEM… Shalom. Mi correo es: [email protected]

Más notas sobre