www.efekto.tv
Martes 09 de Agosto 2022

Esta es la nueva forma de robo en el Edomex

 

En otro video, difundido en redes sociales, muestra el modus operandi de luces de un grupo de estos presuntos asaltantes de transporte en el Edomex.


Una nueva modalidad de robo en la carretera ha sido detectado por las autoridades del Estado de México (Edomex), que revelaron que tanto operadores de camiones de carga como automovilistas han sido víctimas de las llamadas ‘luces’.

Y es que de acuerdo con los reportes, los asaltos en carretera han alcanzado la cifra de 3 mil 390 en lo que va del 2021, lo que significa en promedio 376 robos mensuales que implicaron violencia.

¿Cómo es la nueva forma de robo en la carretera?

La nueva forma de robo en la carretera consiste en que unos sujetos hacen uso de lámparas con luces intensas para deslumbrar a los operadores de camiones de carga o conductores.

Con ello, los asaltantes buscan que los automovilistas detengan su vehículo para que inmediatamente los despojen de sus pertenencias.

Al menos tres robos de esta nueva modalidad han sido detectados en el Circuito Exterior Mexiquense, lo cual ha sido confirmado por cámaras de seguridad.

En uno de los videos, del pasado 22 de octubre, se aprecia que en la caseta de Tultitlán un automóvil rojo es detenido por unas lámparas intensas que apuntan a la cámara del conductor para posteriormente despojarlo.

En otro video, difundido en redes sociales, muestra el modus operandi de un grupo de estos presuntos asaltantes de transporte de carga en el Circuito Exterior Mexiquense.

En una grabación, captada desde un camión de carga, se observa cómo los presuntos delincuentes se trasladan en un automóvil compacto rojo que se coloca enfrente de su futura víctima.

Cuando en el camino no se observan otros automóviles, del carro rojo surgen luces que son lanzadas al chofer del camión, quien tiene que hacer malabares para no ser deslumbrado con los potentes reflectores.

Según la denuncia, el intento de asalto se registró pasando la caseta de Tultitlán en el Estado de México. Como el chofer no se intimidó, ni bajó la velocidad, al final el automóvil aceleró y emprendió la huida.