www.efekto.tv
Lunes 23 de Mayo 2022

Fiscalía Tamaulipas inició carpetas de investigación por hechos violentos del viernes en Matamoros

 

Inició carpetas de investigación La Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas por hechos violentos del viernes en Matamoros.


Derivado de los hechos violentos registrados el pasado viernes 22 de octubre en el municipio de Matamoros, La Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas dio inicio a dos carpetas de investigación.

Una de ellas, a partir de la denuncia presentada por la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, por los delitos de Atentados a la paz del Estado, Atentados contra los Bienes fundamentales del Estado y sus Municipios, así como el de Ataques a los Medios de Transporte, Vías de Comunicación y Sistemas de Auxilio a la Población.

La otra, con base en lo aportado en la querella presentada por el representante legal de una empresa privada, la cual refiere exclusivamente al daño ocasionado por incendio a un solo camión recolector de basura que es de su propiedad.

Es importante destacar que, en cuanto a las declaraciones públicas respecto de supuestas amenazas, secuestros, robos y otros delitos, no se ha presentado denuncia alguna.

La Fiscalía General de Justicia del Estado señaló que investigará a profundidad estos hechos criminales, con el objetivo de deslindar las responsabilidades correspondientes que lleve a los criminales ante la justicia.

Cabe recordar que durante estos hechos violentos resultó abatido Ariel Treviño Peña y/o Javier Enrique Hernández Gutiérrez y/o Francisco Hernández Martínez y/o Ariel Treviño Hernández alias “El Tigre” y/o “El Junior”; presunto líder del Cartel del Golfo (CDG).

Junto con “El Tigre” fueron abatidos dos de sus guardaespaldas.

Los hechos se registraron la noche del viernes, tras la agresión a personal del Ejército Mexicano, y de Seguridad del Estado en la zona centro de la Ciudad de Matamoros, lo que derivó en persecuciones y Narco bloqueos e incluso vehículos incendiados.

Las autoridades del Estado de Tamaulipas y del vecino país del norte; consideraban a “El Tigre”, como un objetivo prioritario por el que se ofrecía una recompensa de hasta 2 millones de pesos para dar con su paradero, incluso se le identifica como quien orquestaba emboscadas contra personal militar.