Capital Media – Efekto TV
Sábado 19 de Enero 2019 00:00:00

José, Luis y Simón, los tres sinaloenses detenidos en Malasia


Después de diez años de ser detenidos, los tres hermanos González Villarreal se salvaron de la pena de muerte y ahora tendrán que pasar 30 años en prisión por el delito de tráfico de drogas
Crédito: ,
|
23 de Septiembre 2018
|

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que tres hermanos originarios del estado de Sinaloa se salvaron de morir en la horca, luego de una década de haber sido detenidos en Malasia, donde fueron acusados de posesión, producción y tráfico de drogas.

A través de un comunicado, la SRE anunció que el sultán de Johor, estado en Malasia, conmutó la pena de muerte a los hermanos José Regino, Luis Alfonso y Simón González Villarreal, quienes ahora tendrán que pagar una condena de 30 años en prisión.

Los mexicanos fueron arrestados en una fábrica del parque industrial de Senai y fueron sentenciados a la horca en abril de 2015 al ser acusados de distribuir drogas.

Sin embargo, los detenidos declararon que sólo trabajaban como personal de limpieza y desconocían que en la fábrica se procesara droga.

El último recurso de los mexicanos era ir ante el sultán Ibrahim Ismail Ibni Almarhun Iskandar Al-Haj, quien tiene la autoridad para conmutar o perdonar los delitos.

Hasta hace un par de años, el caso no parecía avanzar. En 2016, el embajador de Malasia en México, Mohammad Azhar Bin Malzan, recordó que en su país se conduce una política de cero tolerancia al tráfico de drogas y dijo que los hermanos González Villarreal la violentaron en marzo de 2008 al ser descubiertos con casi 30 kilos de metanfetaminas.

Los tres hermanos son ladrilleros como su padre y fueron invitados por amigos que les ofrecieron trabajo, de acuerdo con declaraciones de Carmen Villaseñor, madre de los sinaloenses. Es así como partieron a Malasia, donde meses después fueron detenidos en una redada de la policía.

De acuerdo con el libro “Morir en Malasia” del periodista Víctor Hugo Michel, el hermano José Regino dijo frente a un juez en abril de 2011 que cuando trabajó en Mazatlán operando grúas, conoció a un malasio de nombre Richard (no proporcionó su apellido), quien lo invitó a trabajar en Malasia.

“Decidimos venir porque el salario era mejor que en México”, declaró José.

Por operar maquinaria en los puertos malasios, supuestamente se les ofrecían de 3 mil 500 a 4 mil ringits al mes, unos 17 mil pesos mexicanos.

El primer viaje a Malasia habría ocurrido en septiembre de 2007. Lo realizó José junto con su hermano Simón, saliendo de Tijuana rumbo a Tokio y de ahí a Kuala Lumpur en el vuelo semanal de Aeroméxico. No obstante, Richard nunca les dio el empleo prometido.

En un momento, José reveló que, al descubrir que no habría empleo alguno en Malasia, se decidió a cruzar el golfo de Tailandia para buscar trabajo en otro país. Fue por eso que después viajó a Vietnam, en donde un contacto de Richard le ofreció un puesto de estibador en el puerto de Ho Chi Minh, la ex Saigón.

“Trabajamos en el puerto de Ho Chi Minh descargando contenedores por 30 dólares al día durante dos semanas”, explicó.

Una redada en el puerto, en busca de trabajadores irregulares, les hizo volver a Malasia y, de ahí, a México, en donde pasaron la Navidad y el Año Nuevo. A principios de 2008 fueron contactados de nuevo por el misterioso Richard.

Su contacto le ofreció un empleo en Johor Bahru y José  viajó junto con Luis y Simón hacia Malasia nuevamente en febrero de 2008 para trabajar en un puerto cercano a la frontera con Singapur. Su detención ocurrió unas semanas después, en marzo.

Luis tiene 51 años, está casado y es padre de dos niños; José tiene 47 años y una hija adolescente; y Simón de 41 tiene dos hijos.

CRONOLOGÍA DEL CASO

Febrero 2008

Los tres hermanos viajan a Malasia para trabajar en un puerto cercano a la frontera con Singapur.

Marzo 2008

Los mexicanos fueron detenidos en 2008 por presunto tráfico de drogas.

2012

En 2012, la Corte Federal de Malasia sentenció a los sinaloenses a pena de muerte por ahorcamiento.

 Agosto 2014

A pesar de que en el 2012 un juez ratificó la pena de muerte de los sinaloenses, estos decidieron interponer una apelación ante el Tribunal Federal de Malasia.

Abril 2015

La Corte de Malasia señaló que la fecha para la pena de muerte se mantendrá en secreto y se les notificará 24 horas antes a los hermanos.

Mayo 2016

El embajador de Malasia en México, Mohammad Azhar, dio a conocer que los sinaloenses han tenido un juicio justo y que en su país hay cero tolerancia al tráfico de drogas.

Septiembre 2018

El sultán de Johor conmutó la pena de muerte a los hermanos González Villarreal, quienes ahora tendrán que pagar una condena de 30 años en prisión.

Encuentra más notas sobre