Efekto TV
Lunes 22 de Julio 2019 00:00:00

Jóvenes, los más discriminados en México


En el país más del 60 por ciento de la población considera que la gente menor es irresponsable por lo que el 38 por ciento nunca les rentaría un cuarto en su hogar
Crédito: ,
|
13 de Agosto 2018
|

La discriminación en México es alarmante. Los jóvenes, junto a los indígenas y las personas homosexuales son la población más afectada.

La Encuesta Nacional Sobre Discriminación (ENADIS) 2017, elaborada por el Conapred, el INEGI, la CNDH y la UNAM, reveló que en el país una de cada 5 personas mayores de 18 años ha sido discriminada en el último año.

Si bien más del 20 por ciento de los encuestados confesaron haber sido víctimas de la discriminación, ésta es una práctica que ellos mismos realizan, principalmente hacia la gente joven.

Poco más del 60 por ciento de la población mayor a 18 años consideró que la mayoría de las y los jóvenes son irresponsables, mientras que el 38.6 por ciento no rentaría un cuarto de su vivienda solamente por su corta edad.

“No hay igualdad en México, no hay igualdad para mujeres y menos si son trans o adultos mayores. No hay igualdad para jóvenes y menos si son indigenas”, dijo al respecto Alexandra Haas, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Los motivos más frecuentes de discriminación en México son la apariencia, las creencias religiosas, el sexo y la edad. Más del 25 por ciento de los encuestados manifestó que fue discriminado por su edad.

El fenómeno se agranda sobre la percepción del respeto a los derechos; el 42 por ciento de los encuestados opinó que las garantías de adolescentes y jóvenes se respeta poco o nada, al igual que las de los niños y niñas.

“Algunas personas están conscientemente predispuestas contra determinados grupos y, a sabiendas, discriminan contra ellos, sin embargo, son muchas más las que son inconscientes de sus conductas y actitudes discriminatorias. La sociedad mexicana muestra mayor rechazo a convivir en el ámbito privado con personas extrajeras, jóvenes o que viven con SIDA o VIH”, señaló el estudio.

De esta manera es como los mexicanos prefieren vivir con una persona transexual, homosexual, de religión distinta o afrodescendiente a compartir su hogar con una persona joven. El 38 por ciento de las mujeres entrevistadas nunca lo haría, ni el 39 por ciento de los hombres.

En el apartado de valores y actitudes, el 39.8 por ciento de las personas contestó que les parece justo llamar a la policía cuando hay jóvenes reunidos en una esquina.

“Sí vemos algunas tendencias que nos preocupan. Les doy un ejemplo: Se acrecentó la cantidad de personas que considera que hay que llamar a la policía cuando hay jóvenes en una esquina.

Realmente nos preocupa ver que aumentó la cifra de personas que consideran que se debe de llamar a la policía cuando hay jóvenes en una esquina porque sí refleja un prejuicio respecto de la juventud, que se suma al prejuicio de que una importante cantidad de personas considera que las y los jóvenes son irresponsables”, agregó la titular de la Conapred.

Además, el 63 por ciento de los hombres y el 58 por ciento de las mujeres dijeron que los jóvenes son irresponsables, en los estados dónde más se cree eso es en Michoacán, Guerrero, Sinaloa, Nayarit y Colima. La Ciudad de México fue el lugar donde se tiene una percepción de que la gente joven es responsable, con el 44.3 por ciento.

La encuesta

La Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) 2017 costó 25 millones de pesos y requirió a un equipo de 750 personas, quienes recorrieron más de 100 mil viviendas del país para levantar la información.

“La ENADIS 2017 ha sido un gran esfuerzo: durante 2 meses se visitaron más de 100 mil hogares en el territorio nacional para aplicar el cuestionario y los meses siguientes se dedicaron a sistematizar y analizar la información recabada” dijo Édgar Vielma Orozco, director de estadísticas sociodemográficas del INEGI.

En 2005 y 2010, el Conapred había publicado ya la encuesta, pero en esta ocasión es la primera vez que la realizó con ayuda del INEGI.

Por su parte Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) urgió la necesidad de trabajar para frenar dicha práctica.

“La discriminación tiene muchas caras, muchas formas de expresión, pero finalmente es una forma de violencia que bajo ningún supuesto o condición debe ser aceptada y, mucho menos, promovida. De ahí la necesidad y relevancia de que se visibilice como problema y que se entienda en su debida magnitud, alcances y repercusiones.

Encuentra más notas sobre