www.efekto.tv
Sábado 18 de Mayo 2024

Siguen pista de sacerdote a través de teléfono celular

 

FÁTIMA MIRANDA En el canal de YouTube de la Arquidiócesis de Morelia, el cardenal Alberto Suárez Inda denunció el secuestro del sacerdote José Alfredo López Guillén, de la comunidad de Janamuato en Puruándiro. “Después de compartir la pena grande por el asesinato de dos sacerdotes jóvenes de la Diósesis de Papantla, en Veracruz, ahora sufrimos en carne propia la angustia de la desaparición, del secuestro, de […]


FÁTIMA MIRANDA

En el canal de YouTube de la Arquidiócesis de Morelia, el cardenal Alberto Suárez Inda denunció el secuestro del sacerdote José Alfredo López Guillén, de la comunidad de Janamuato en Puruándiro.

“Después de compartir la pena grande por el asesinato de dos sacerdotes jóvenes de la Diósesis de Papantla, en Veracruz, ahora sufrimos en carne propia la angustia de la desaparición, del secuestro, de uno de nuestros sacerdotes, el padre José Alfredo López Guillén, párroco de la comunidad de Janamuato de Puruándiro, quien desde el lunes 20 fue sacado de su casa parroquial, después de haberle robado cosas y su automóvil”, explicó Alberto Suárez Inda.

El también obispo de la Arquidiócesis de Morelia rogó por que los presuntos plagiarios respeten la integridad y la vida del sacerdote y que pronto pueda volver al ejercicio de su ministerio.

“Nos unimos en oración por su familia y sus feligreses, pedimos el respeto a la paz, a la vida por la conversión de quienes se dedican a hacer el mal”, añadió.

“Nuestra comunidad sufre la muerte, la angustia de cualquiera de nuestros fieles, en este caso se trata de un hombre bueno, dedicado a hacer el bien, pacífico, por lo cual no se justifica de ninguna manera esta barbaridad”, prosiguió.

El presbítero se pronunció en contra de la creciente ola de violencia y ejecuciones desatada en la Tierra Caliente de Michoacán.

En su mensaje expresó: “Hoy más que nunca urge una cultura de respeto a la vida, donde ciudadanos colaboremos, no se puede arreglar todo por la fuerza, se necesita educación, oportunidad de trabajo, que haya también cumplimiento de la ley, que no haya impunidad, porque desgraciadamente la gente de siente con posibilidad de hacer lo que se le antoje, sin que haya nadie que contenga esta ola de violencia y de impunidad”.

El cardenal declaró que hay que “triplicar o cuatriplicar” los esfuerzos por parte de la sociedad, los maestros y los gobernantes.

“Pienso que es un problema de  fondo, de raíz que hemos dejado que crezca precisamente por intereses personales, cada quien busca su propia seguridad y se requieren más oportunidades para los jóvenes, salarios, una mejor educación todo tiene que ver”, mencionó Suárez Inda.

Celular, pieza clave

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, reveló que un teléfono celular podría ser la clave para encontrar al sacerdote José Alfredo López Guillén.

El mandatario estatal, en entrevista radiofónica, señaló que López Guillén se reunió con un adolescente de aproximadamente 16 años, con quien comió tortas y refrescos. Esa fue la última vez que se les vio a los dos.

Sin embargo, confió en que pronto habrá avances de este caso, por el rastreo que se lleva a cabo del teléfono del párroco y por los testimonios que se han podido recabar.

Silvano Aureoles declinó proporcionar más datos sobre la averiguación en curso, “para no entorpecer las indagatorias”, aseveró.