Efekto TV
Lunes 24 de Junio 2019 00:00:00

La ecuación de Morena


La apuesta del partido guinda para recobrar la paz en el país mediante la creación de una Guardia Nacional no será fácil de ganar, ya que requerirán del apoyo de algunos de sus opositores para poder hacer realidad el proyecto a nivel constitucional
Crédito: ,
|
20 de Noviembre 2018
|

El gobierno que entrará en funciones el próximo 1 de diciembre enfrentará su primer gran reto legislativo en la construcción del marco legal que permita la implementación del Plan de Seguridad anunciado la semana pasada por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

El grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados presentará hoy una iniciativa de Reforma Constitucional para adecuar la normativa en cuanto a la Guardia Nacional, uno de los ejes principales de la estrategia adelantada por el tabasqueño.

Para sacar adelante esta reforma se requiere de una mayoría calificada en el Congreso de la Unión y la aprobación de al menos 17 de los Congresos locales, por lo que la bancada de Morena necesitará no sólo los votos de sus aliados en la Cámara de Diputados y el Senado, sino que requerirá del consenso con otras fuerzas políticas para alcanzar las cifras que hagan funcionar la ecuación.

A dos meses y medio de instalada la legislatura, la negociación por esta iniciativa será el primer gran reto de los legisladores de Morena, y se trata nada menos que de la creación del marco legal para una propuesta que ha sido criticada por presuntamente ahondar en la militarización de la seguridad pública en el país

El pasado fin de semana, Mario Delgado, coordinador del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, y Yeidckol Polevnsky, presidenta nacional del partido, se reunieron con los legisladores locales morenistas, así como con los de Encuentro Social y Partido del Trabajo para plantearles la agenda del próximo gobierno y, sobre todo, para manifestarles la importancia de que la reforma constitucional para crear la Guardia Nacional sea aprobada con prontitud.

Para la implementación de la agenda de la ‘cuarta transformación’ es clave la supervivencia de la alianza del PES y del PT con Morena, los tres partidos que formaron la coalición electoral ‘Juntos Haremos Historia’ y quienes se han comprometido a mantener el pacto para impulsar las reformas constitucionales.

Sin embargo, los votos de este bloque no son suficientes en el papel para reformar la Constitución, ya que requieren de los votos de las dos terceras partes de los diputados en la Cámara Baja y de los senadores en la Cámara Alta, cifras que por sí mismos no alcanzan.

En este escenario, los coordinadores parlamentarios, Ricardo Monreal en el Senado y Mario Delgado en Cámara de Diputados, tendrán que construir consensos con otras fuerzas políticas y negociar con otros partidos para alcanzar los sufragios necesarios (334 en San Lázaro y 86 en la Cámara Alta).

En la Cámara de Diputados Morena cuanta con una bancada de 256 legisladores, sus aliados del PES y del PT cuentan con 30 y 28 respectivamente, lo que le da un total de 314 diputados y votos potenciales, por lo que aún necesitaría sumar a20 legisladores más para aprobar cambios constitucionales.

Después de Morena el PAN es el partido con el mayor número de diputados con 78. No obstante, el coordinador blanquiazul, Juan Carlos Romero Hicks, ha manifestado su apertura para discutir la propuesta, pero reconoce que con el actual marco jurídico no hay certeza para el funcionamiento de la Guardia por lo que difícilmente le darán su respaldo.

Asimismo, la dirigencia nacional perredista ha dado a conocer de forma pública su rechazo al Plan de Seguridad de AMLO y a su propuesta para la creación de la Guardia Nacional, por lo que sus 20 diputados en principio tampoco se sumarían a la votación.

El PRI, tercera fuerza política en San Lázaro, sí ha manifestado su respaldo a la propuesta de la integración de las fuerzas militares, navales y federales en la Guardia Nacional y en principio los 47 votos del tricolor serían suficientes para aprobar los cambios constitucionales, al menos en esta iniciativa, aunque habrá que esperar qué es lo que el PRI podría pedir a cambio.

Morena cuenta además con 59 senadores en la Cámara Alta, mientras que el PT tiene 6 y el PES tiene 5, por lo que de mantenerse el bloque podrían sumar 70 votos, y aún necesitarían 16 para contar con mayoría calificada.

En el Senado no le bastarían los 14 hipotéticos sufragios priistas para aprobar los cambios constitucionales requeridos para la conformación de la Guardia Nacional, por lo que tendrían que buscar a otros partidos como Movimiento Ciudadano o el Verde (con 7 y 6 legisladores, respectivamente) para lograr la mayoría calificada.

En cuanto a los congresos locales, Morena y sus aliados tienen mayoría en 17 de los 32, el número justo para aprobar la reforma constitucional para la creación de la Guardia Nacional y otras reformas que se espera puedan ser aprobadas por el Congreso de la Unión en el corto y mediano plazo.

Para crear la Guardia Nacional se requiere de una mayoría calificada en el Congreso de la Unión y la aprobación de al menos 17 de los Congresos locales

Esta iniciativa será presentada a menos de una semana de que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación hubiesen argumentado la inconstitucionalidad y votado por abrumadora mayoría la invalidez total de la Ley de Seguridad Interior, una normativa que pretendía dotar de un marco jurídico a las Fuerzas Armadas para la realización de tareas de seguridad pública.

Todo este contexto es un aviso para la bancada de Morena, que deberá presentar una iniciativa lo más equilibrada posible previendo las probables impugnaciones que puedan presentar los diversos actores políticos y sociales.

La negociación por la reforma para la Guardia Nacional es la primer gran prueba y de su éxito podría depender buena parte de la agenda legislativa para el mediano y largo plazo.

Encuentra más notas sobre