Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Redacción
30 de Jun 2020

Un día como hoy, pero de 1959, murió José Vasconcelos

Fue el fundador del Ministerio de Educación en su país, desde el cual desarrolló una extraordinaria y fecunda labor, lo que le mereció el sobrenombre de El maestro de la juventud de América.
.

Filósofo mexicano, nacido en Oaxaca en 1882 y muerto en Ciudad de México en 1959. Fue el fundador del Ministerio de Educación en su país, desde el cual desarrolló una extraordinaria y fecunda labor, lo que le mereció el sobrenombre de El maestro de la juventud de América.

Vida

Licenciado en derecho por la Escuela Nacional de Jurisprudencia en 1907, presidió en 1909 el Ateneo de la Juventud, del que fue fundador. Fue partidario de la Revolución Mexicana desde sus inicios, ya que participó en el movimiento maderista como uno de los cuatro secretarios del Centro Antirreeleccionista de México. Fue designado codirector del periódico El Antirreeleccionista por Félix F. Palavicini. En la insurrección de 1910-11 fue secretario y sustituto de Francisco Vázquez Gómez, agente confidencial de Madero en Washington, y fundador del Partido Constitucionalista Progresista. Después del golpe de Estado de Victoriano Huerta, Venustiano Carranza lo designó agente confidencial ante los gobiernos de Inglaterra y Francia, para tratar de evitar que éstos otorgaran ayuda financiera al dictador.

En 1914 fue nombrado director de la Escuela Nacional Preparatoria. Huyó luego a Estados Unidos, ya que Venustiano Carranzapretendió arrestarlo por pecar de crítico. A su regreso asistió a la Convención de Aguascalientes y desempeñó el cargo de secretario de Instrucción Pública durante dos meses en el gabinete de Eulalio Guzmán.

En 1915 se exilió en Estados Unidos. En 1920 se entrevistó con Álvaro Obregón y ofreció su apoyo al Plan de Agua Prieta, que pretendía destituir de la presidencia de la república a Venustiano Carranza, y así consolidar la candidatura presidencial del general Álvaro Obregón. Adolfo de la Huerta lo designó jefe del Departamento Universitario y de Bellas Artes. En este cargo impuso a la Universidad Nacional el actual escudo y el lema “Por mi raza hablará el espíritu”. Continuó en el cargo bajo la presidencia de Álvaro Obregón, quién lo designó titular de la Secretaría de Educación Pública al crearse esta dependencia. Desde este puesto impuso la educación popular, trajo a México educadores y artistas destacados, creó numerosas bibliotecas populares y los departamentos de Bellas Artes, Escolar y de Bibliotecas y Archivos; reorganizó la Biblioteca Nacional, dirigió un programa de publicación masiva de autores clásicos, fundó la revista El Maestro, promovió la escuela y las misiones rurales, propició la celebración de la primera Exposición del Libro y patrocinó el naciente movimiento muralista. Después de la firma de los Tratados de Bucareli condenó el asesinato del senador Field Jurado y renunció a su puesto en la SEP. Fue candidato al gobierno de Oaxaca pero fue derrotado y optó por el exilio. En París y Madrid publicó la primera época de la revista La Antorcha (1924-25). A su regreso a México fue candidato a la Presidencia de la República por el Partido Nacional Antirreeleccionista. Al anunciarse el triunfo del candidato oficial Pascual Ortiz Rubio, los antirreeleccionistas denunciaron el fraude electoral y Vasconcelos proclamó en Sonora el Plan de Guaymas, llamando sin éxito a un levantamiento armado. Encarcelado después de promulgar su plan, se autodesignó “única autoridad legítima” y desconoció a las autoridades federales, estatales y municipales que “burlan el voto público desde hace treinta años”. Ya liberado se exilió en París, donde volvió a publicar La Antorcha. En 1949 regresó al país como activo propagandista del fascismo. Fue director de la Biblioteca México.

Vasconcelos sobresalió como filósofo, y desarrolló un sistema que denominó monismo estético. Para él, la tarea de la filosofía consistía en coordinar todas las esferas del ser y todas las facultades del yo, para conseguir una suprema unidad, que ya no es el Logos, sino Armonía. El verdadero conocimiento se obtendría mediante una síntesis que coordinara elementos y modos de aprehensión emocionales, intelectivos y místicos. Concibe el ser como un devenir cíclico circunscrito por los dos momentos absolutos del primer principio y del fin último. Cualquier distinción entre objeto y sujeto es sólo fenoménica. La verdad se alcanzaría en el juicio estético, por la vía de la belleza y de la armonía.

Vasconcelos fue miembro de la Academia Mexicana de la lengua, miembro fundador de El Colegio Nacional y doctor honoris causa por las universidades de México, Puerto Rico, Guatemala, Chile y El Salvador.

En cuanto a sus publicaciones, destacan, además de sus Obras Completas (México, 1957-1958), los siguientes textos:

-Ensayos, historia y filosofía: La intelectualidad mexicana (1916), El monismo estético (1918), Artículos (libros que leo sentado y libros que leo de pie) (1920), Estudios indostánicos (1920), Ideario de acción (mensajes, cartas, discursos, ensayos) (1924), La raza cósmica (1925), Indeología, una interpretación de la cultura iberoamericana (1926), Pesimismo alegre (1931), La cultura en Hispanoamérica (1934), Bolivarismo y monroísmo (1934), Breve historia de México (1937), Homenaje a Gabriela Mistral (1946) y En el ocaso de mi vida (1957) .
-Teatro: Prometeo vencedor (1916), La mancornadora (1946), Los robachicos (1946)
-Cuentos y relatos: La sonata mágica (1933), El viento de Bagdad (1945), Los de arriba en la revolución, historia y tragedia (1959)
-Biografías: Simón Bolívar (1939), Hernán Cortés, creador de la nacionalidad (1941), Don Evaristo Madero, biografía de un patricio (1952)
-Memorias noveladas: Ulises criollo (1935), La tormenta (1936), El desastre (1938), El proconsulado (1939).

Más notas sobre