Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Alfredo Albíter Sánchez
13 de Oct 2020

El Pico del Pollo

Historias de calle (TRE)

Con alegría toman una despensa y escuchan los ofrecimientos del director del DIFEM para ayudarlos con los trámites de su situación legal, mientras los niños destrozan las envolturas de juguetes que han recibido.
Historias de calle (TRE)

El Pico del Pollo |

Por: Alfredo Albíter Sánchez

La suerte y Dios, permitieron que llegáramos hasta aquí, estar con salud, tener dónde dormir, dónde comer, lo demás pues ya es cuestión de ir haciéndonos otra vez de nuestras cosas. Estamos bien juntos y con ganas de salir adelante, además hay gente que nos apoya y ayuda mucho, entre ellos la del gobierno, del DIF del Estado, nos procura atención temporal…

En el recorrido realizado por este alado acompañando al director General del DIFEM, Miguel Ángel Torres Cabello y funcionarias del DIF municipal de Metepec y Toluca -cada quien en su jurisdicción-, las historias de calle se van multiplicando; por supuesto no dejan de asombrarnos…

Ahora se trata de una familia que llegó de El Salvador. Como muchos de sus paisanos la pretensión era llegar hasta Estados Unidos, pero las cosas no salieron como muchos les habían platicado y ahora ya tienen un mes y días en Toluca. Con dos niños, el matrimonio de salvadoreños asegura que seguirán su camino al norte -una vez que tengan lo suficiente para los pasajes-, aquí sólo estamos de paso, la gente ha sido muy buena con nosotros y pronto podremos juntar para seguir nuestro camino.

La historia es similar a muchas que cuentan los indocumentados; salieron de su país por cuestiones de inseguridad, falta de oportunidades, trabajo y antes de delinquir, por su familia decidieron salir en busca de la tierra prometida…En un mes han encontrado a otros como ellos, -no necesariamente de su país- y han logrado hacer una comunidad solidaria, de apoyo.

Viven en un municipio cercano –se niegan a decir dónde por cuestiones de seguridad, decirlo es exponer a quienes ahí se encuentran- entre todos rentan, compran comida, se ayudan y sobre todo, se cuidan -niños y mujeres primero-. Unos se quedarán y otros seguirán su camino en busca del sueño, pero saben que siempre podrán volver al lugar, puede ser que encuentren más gente o menos, pero siempre será un lugar de refugio.

Con alegría toman una despensa y escuchan los ofrecimientos del director del DIFEM para ayudarlos con los trámites de su situación legal, mientras los niños destrozan las envolturas de juguetes que han recibido. Oiga antes de que se vaya, le dice el joven salvadoreño: ¿tendrá otras despensas para llevarlas con mis compañeros? Mañana le seguimos.

La rabadilla del Pollo

Pollos en el tejado me dicen que para tensar un poco más los nervios de quienes aspiran a una candidatura, líderes de partidos políticos han deslizado que será hasta finales de diciembre cuando se tomen las determinaciones de quiénes serán sus abanderados, es decir, a quienes ya se les dijo “adelante”, podrían “desclavarlos”, “bajarlos de la silla” o decirles que mejor para la otra. ¿Será? Por hoy cierro pico. Shalom. Mi correo es: [email protected]mx

Más notas sobre