www.efekto.tv
Domingo 14 de Agosto 2022

Los mexicanos exigimos verdad y justicia

Black Hawk
 

Como consecuencia de la constante multiplicación de responsabilidades o encargos que se les adjudican a nuestras Fuerzas Armadas, por parte del Ejecutivo Federal, los riesgos a la vida e integridad de las miles de mujeres y hombres que las integran, se incrementan.


Por: Kenia López Ramadán*

El pasado viernes 15 de julio, fallecieron en cumplimiento de su deber, 14 elementos de la Marina Armada de México, como consecuencia del desplome de un helicóptero Black Hawk. Estos infantes participaron en la captura del narcotraficante, Rafael Caro Quintero, en la comunidad de San Simón del Municipio de Choix, Sinaloa. Líder detenido, coincidentemente, con la visita del titular del Ejecutivo federal a los Estados Unidos de Norteamérica, en donde fue recibido por su homólogo Joe Biden.

El triste y lamentable contexto de violencia descontrolada que azota todo el país es consecuencia de la nula estrategia y coordinación en materia de seguridad. 

Es fundamental lograr que exista una completa, imparcial y expedita impartición de justicia para las familias de los marinos. Es responsabilidad del Estado mexicano hacer uso de todas las herramientas posibles para esclarecer, a la brevedad, las causas de la caída de la aeronave.

El derecho a la verdad significa tener un conocimiento pleno y completo de los hechos ocurridos, las personas que participaron en ellos y en qué circunstancias ocurrieron, así como dar respuestas ante la falta de esclarecimiento; investigar y sancionar los delitos y casos graves de violaciones de derechos humanos.

En ese sentido, es urgente conocer cuáles fueron las causas de la caída del helicóptero, ya que los elementos fallecidos acaban de participar en la detención de un delincuente de trascendencia internacional. No se han dado respuestas claras y transparentes a éste y a otros hechos similares.

Como consecuencia de la constante multiplicación de responsabilidades o encargos que se les adjudican a nuestras Fuerzas Armadas, por parte del Ejecutivo Federal, los riesgos a la vida e integridad de las miles de mujeres y hombres que las integran, se incrementan.

Bajo esta óptica, resulta lógico deducir que mientras más actividades abarcan, se requieren mayores recursos humanos y materiales y que, al destinarse éstos a otros objetivos que no se cubrían antes, se pueden desatender o descuidar otras áreas, como lo puede ser la supervisión y mantenimiento de los vehículos que requieren en el día a día.

El presupuesto es como una manta, que cuando se estira para cubrir otras área que antes no abarcaba, desatiende y descobija otros espacios. Lo anterior no es resultado únicamente de suspicacias o de afirmaciones sin sustento, ya que han sido varios los “incidentes” que han perjudicado a las fuerzas armadas.

Ante este contexto, el Presidente de la República ni siquiera se tomó la molestia de acudir a honrar a estos héroes. Los mexicanos exigimos verdad y justicia.

*Senadora / presidenta de la comisión de Derechos Humanos