www.efekto.tv
Miércoles 07 de Diciembre 2022

Mirrey de derecha

Roberto Palazuelos
 

El precandidato no encaja en la aritmética más elemental. Al menos, las voces femeninas del partido ya hicieron ver que no es el perfil adecuado en lo que ha construido Movimiento Ciudadano.


Dobleces |

Israel Mendoza Pérez

@imendozape

Envuelto en la polémica por el manejo y portación de armas, el precandidato de Movimiento Ciudadano a la candidatura del gobierno de Quintana Roo, Roberto Palazuelos deja ver su ideología más pegada al pensamiento de la derecha. Sus expresiones restan a un instituto político que aspira a convertirse en la tercera vía para los electores.

En sus documentos básicos, el partido, del senador Dante Delgado, indica: “Movimiento Ciudadano trabaja para la construccioìn de un Estado democrático que garantice que todas las personas ejerzan su legiìtimo derecho a vivir una vida de libertad y dignidad; un Estado que, a la par, respete los derechos humanos, garantice la seguridad, revierta las condiciones sociales que propician el crimen y brinde bienestar a su población”.

Sin embargo, en ningún punto, el partido emecista apuesta por el uso y portación de armas. El precandidato no encaja en la aritmética más elemental. Al menos, las voces femeninas del partido ya hicieron ver que no es el perfil adecuado en lo que ha construido Movimiento Ciudadano.

Y es que en una entrevista radiofónica, Palazuelos soltó una propuesta controversial. “La situación de la seguridad en el país está peor que nunca. Y Quintaba Roo está en fuego, tenemos que cambiar las estrategias de seguridad. Si no nos defiende el gobierno, nos tenemos que defender nosotros. Que la gente pueda tener armas en su casa, que no sean de uso exclusivo para que puedan protegerse siempre, las armas te pueden salvar la vida”.

Sus palabras son casi calca de lo propuesto por el exsenador panista Jorge Luis Preciado hace más de seis años cuando expuso ante el pleno del Senado de la República una iniciativa para reformar el artículo 10 de la Constitución para permitir que los mexicanos porten armas de fuego para su seguridad y legítima defensa en sus automóviles y negocios.

En su argumentación el panista señaló: “Hay que replantear la posibilidad de permitir la posesión de armas con excepción de las prohibidas por la Ley Federal y de las reservadas para el uso exclusivo del Ejército, Armada, Fuerza Aérea y Guardia Nacional, en negocios mercantiles y automóviles particulares para la seguridad y legítima defensa de la población, cumpliendo con las formalidades establecidas en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos”.

Hay momentos en que Movimiento Ciudadano se niega a profesionalizar cuadros, prefiere la “variedad” y lo “populacho”, bajo el pretexto de lo mejor para atraer votos. La experiencia al lanzar a la cantante “Paquita la del Barrio” no fue la esperada, fue mucho canto, lentejuelas y nula expertise. Ella misma pintó de cuerpo entero lo que significaba ser candidata de Movimiento Ciudadano: “No sé a qué vengo aquí, yo sólo sé que hay personas atrás de mí que son las que me van a enseñar a manejar este asunto”.

El futuro de la precandidatura de Palazuelos está tambaleante. El 16 de febrero, los emecistas decidirán si es una buena apuesta tener un canidato-actor o mejor lo dejan como una anécdota y enseñanza de que farándula y política profesional, son cosas incompartidas.