Efekto TV
Efekto TV

Efekto TV

Alfredo Albíter Sánchez
19 de Ene 2021

El Pico del Pollo

Una llamada telefónica (Due)

La emoción casi me gana, pero alcancé a decir ¿de qué dependencia me dijo que llama?
AP Photo,ARCHIVO - Esta foto de archivo del 27 de marzo del 2019 muestra a una mujer vacunándose contra el sarampión, paperas y y rubeola en el Departamento de Salud del Condado de Rockland en Pomona, Nueva York, al norte de la ciudad de Nueva York. (AP Foto/Seth Wenig/Archivo)

El Pico del Pollo |

Por: Alfredo Albíter Sánchez

En la entrega anterior platicaba sobre una llamada telefónica para informarme que casi había ganado la lotería, pues después de contestar algunas preguntas de rutina -personales- me podrían incluir en el padrón para la vacunación contra el Covid-19, antes de que finalizara el mes. La emoción casi me gana, pero alcancé a decir ¿de qué dependencia me dijo que llama?

La respuesta fue, como le dije somos de una dependencia federal a la que le encargaron hacer un listado de personas susceptibles de entrar a la campaña de vacunación en estos días. Cierto ¿de la Sedatu, verdad? Así es caballero. Ahí me perdió o yo gané, como mejor convenga.

No le quito mucho su tiempo, pero es información que se requiere para llenar formularios y así determinar si entra en los supuestos para que le pongan la vacuna. Yupi, yupi, pensé, se va a adelantar el tiempo de la vacunación.

Oiga, me adelanté a decirle a “XXX”, -me dijo su nombre, pero supongo que también fue inventado por ella-, puedo seleccionar qué vacuna es la que quiero, sabe la XXX, no me convence tanto. Sí claro. ¿usted cuál me recomienda, de todas cuál cree es la mejor? Digo, la verdad quiero aprovechar la oportunidad y pues no quisiera equivocarme y dejar pasar el chance que me ofrece. Silencio.

Sé que estoy presionando y quizás cometo una indiscreción, pero la neta sí me interesa. Más silencio, al grado que pensé se había cortado la llamada. Perdón me dijo, ya no tan segura la voz al otro lado del teléfono. Es que mi superior me dice que no estoy autorizada a dar la información.

Claro entiendo, contesté, ¿sólo le puede decir cuál de las siete, me recomienda? Yo me inclinaría por la japonesa, pero mejor preguntar.

Después de unos segundos me responde, sí, que esa es la mejor. Cuál es su Curp. El de la vacuna, híjole pues la verdad no sé. No, el de usted. Ahí le va -no recuerdo cuál fue el que le di-, ahora su dirección, proporcioné la de una televisora nacional. Bueno, pues el chiste es que no di la información ni por menos cercana. Sólo el número telefónico y eso porque ya lo tenían.

Bueno, pues tres horas después otra nueva llamada del número desconocido, sólo que en esta ocasión no se trataba de una llamada para la vacunación, sino del comandante Cero para advertirme que me tenían vigilado y me recitó todo lo que antes había dado como información buena. Ya le seguiré

La rabadilla del Pollo

Pollos en el tejado me dicen que en el Partido Revolucionario Institucional mexiquense esperan que la militancia se decida a participar en el proceso de selección de candidatos y candidatas. Ahora se les observa como hace mucho no, es decir motivados, contentos, “cascabelitos” aseguran muchas y muchos serán los que quieran, pero pocos los elegidos. Por hoy cierro pico. Shalom. Mi correo es: [email protected]

Más notas sobre